Elecciones en Perú

Una investigación sobre 200.000 votos puede dar la victoria a la derecha liberal de Fujimori en Perú

El candidato de la izquierda radical Pedro Castillo se autodeclaró ganador sin esperar la confirmación

Ver vídeo

Perú se debate entre caer en la presidencia de Keiko Fujimori (Fuerza Popular) o en las manos de Pedro Castillo (Perú Libre), partido de inspiración maoísta escindido del liderazgo de Vladimir Cerrón, cercano a las posturas ideológicas del grupo terrorista Sendero Luminoso y defensor de la política cubana. Durante las próximas horas la legalidad de 200.000 votos denunciados por Fujimori serán determinantes para decidir el futuro de Perú.

“Para entendernos, Pablo Iglesias al lado de Castillo sería de centro moderado”, explica el conocido y respetado periodista peruano Aldo Mariátegui a OKDIARIO. Fujimori ganó en la capital Lima y en la costa norte, la zona más «chilena» de Perú. Su rival Pedro Castillo se alzó con el triunfo en la zona de la sierra sur, más cercano a Bolivia.

El problema es que Pedro Castillo se ha proclamado vencedor, de manera anticipada, sin esperar a que se resuelvan varios contenciosos electorales. Para agravar más la cuestión el fiscal Domingo Pérez, de conocida simpatía por la izquierda peruana, no ha esperado al final del recuento para pedir que se procese por corrupción a Keiko Fujimori, la candidata neoliberal. “Fujimori no es santo de la devoción de los peruanos, pero al lado de Castillo es una empresaria de cierto éxito que puede gobernar el país mejor que un izquierdista radical”, señala Mariátegui.

Respecto a las acusaciones de corrupción y lavado de dinero, explica este mismo periodista peruano que “Fujimori no es funcionaria pública y por tanto no se le puede acusar de corrupción y es cierto que ha recibido dinero para la campaña pero eso no es lavado de dinero realizado por ella… es algo similar a lo que le ocurrió en su día al presidente francés Nicolás Sarkozy, que no pudo demostrar la procedencia de los fondos usados en su campaña”.

Tres frentes abiertos

De momento hay tres frentes de batalla abiertos: hay un bloque de votos impugnados por los interventores del partido de Fujimori, en total 802 actas electorales. Por otro lado, la ONPE o Junta Electoral Central Peruana está estudiando la impugnación de varias mesas y por último, la candidatura de Fujimori pide la nulidad de miles de votos por irregularidad en el proceso de votación, como votos emitidos dos veces, votantes fallecidos o que han votado en diferentes lugares, etc…

En total, la candidata moderada pide que se anulen unos 200.000 votos, que podrían dar el vuelco electoral a su favor. De momento, con el 99 por ciento escrutado ganaría “Perú Libre” de Pedro Castillo por 73.000 votos,

La candidata de Fuerza Popular realizó esta reclamación gracias a la ayuda de varios abogados peruanos, encabezados por el exdiputado fujimorista Miguel Torres, que intentan demostrar irregularidades como firmas que no concuerdan o parentesco entre miembros de las mesas electorales.

Keiko Fujimori

La candidata de Fuerza Popular ya denunció estas supuestas irregularidades el pasado lunes, pero ya entonces las encuestas ya daban como ganador por la mínima a Pedro Castillo. Las críticas también se han dirigido a ella por este motivo,  por esperar a que las encuestas diesen por ganador al candidato de la izquierda.

El último recuento de la ONPE da a Castillo el 50,24% de los votos (8.791.778 votos) y a Fujimori el 49,76% (8.663.684 votos) lo que supone un empate técnico, pero que en Perú puede ser determinante para que se alce Castillo con la victoria.

El resultado de las elecciones es importante para España, ya que alrededor de 400 empresas de nuestro país tienen intereses allí. España es el principal inversor extranjero en Perú con unos 15.000 millones de euros. Según los últimos datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), España invirtió en 2019 más de 3.800 millones de euros, más dinero que el invertido por Reino Unido, EEUU o Canadá, por ejemplo.

El peligro para la democracia peruana es real, hasta el extremo de que el premio Nobel de la Paz Mario Vargas Llosa, declarado antifujimorista, ha pedido que se investiguen las denuncias de Keiko Fujimori. «Si gana Castillo Perú se dirige hacia la debacle absoluta», sentencia Aldo Mariátegui.

Lo último en Internacional

Últimas noticias