Caso fondos reservados

El chófer de Bárcenas se niega a declarar sobre el robo de documentos por encargo de Villarejo

bárcenas
Sergio Ríos junto a Rosalía Iglesias (Foto: AFP)

El que fuera chófer de Luis Bárcenas, Sergio Ríos, se ha negado a declarar este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea sobre su implicación en la ‘caso fondos reservados’, el operativo policial que se habría puesto en marcha en 2013 para sustraer al ex tesorero del PP documentación sensible sobre la formación política, según han informado fuentes jurídicas.

El magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 citó a declarar como investigado a Ríos a petición de la Fiscalía Anticorrupción para que aclarase si fue contratado por el operativo presuntamente liderado por los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño y sufragado con fondos reservados para hacerse con los documentos que Bárcenas se habría llevado del partido cuando fue despedido.

El exchófer y ahora policía nacional estaba convocado en la Audiencia Nacional a las 10.00 horas, pero ha llegado con más de una hora de antelación. Pocos periodistas gráficos había a esa hora en la sede del tribunal y los que había han podido fotografiar al investigado pero no su rostro, ya que iba cubierto por un casco de moto que sólo se ha quitado cuando ha entrado en el edificio que alberga las salas de vistas.

Ríos ha esperado en las dependencias de la Audiencia Nacional hasta la llegada de los fiscales Anticorrupción y del juez De Egea y la declaración ha comenzado sobre las 10.20 horas. Apenas media hora después tanto el abogado del exchófer como los representantes del Ministerio Público han salido.

Ha vuelto a salir con casco

Ríos se ha acogido a su derecho a no declarar y no ha explicado el motivo por el que no ha querido contestar a las preguntas de los fiscales o del juez, aunque tampoco está obligado a argumentarlo, según han indicado las fuentes consultadas. El instructor no le ha impuesto ninguna medida cautelar.

El último en salir de las dependencias del tribunal ha sido el propio Ríos, que lo ha vuelto a hacer con el casco de moto puesto para que las cámaras de televisión y los fotógrafos, mucho más numerosos a esa hora, no pudieran captar una imagen de su rostro. A paso rápido, se ha dirigido hacia una calle paralela a la Audiencia Nacional, donde se ha subido en su motocicleta y se ha marchado.

Inicialmente estaban previstas para este miércoles las declaraciones en calidad de testigos del extesorero e Iglesias para que explicasen si les robaron la documentación. Sin embargo, tras ser citados por otro juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, por su investigación sobre los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ sobre la información que podría acreditar la presunta financiación irregular del PP. Por eso, este magistrado está interesado en conocer qué documentos le habrían sido sustraídos al extesorero y cuál era su contenido.

De Egea deja la Audiencia

Por este motivo, De Egea retrasó las comparecencias de Bárcenas y su mujer, si bien ayer mismo se conoció que este juez renunciará a su plaza como magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, de modo que el 31 de diciembre terminará su comisión de servicio en la Audiencia Nacional.

Así, será el juez titular de este juzgado, Manuel García Castellón, el que deba hacerse cargo de la causa sobre los negocios de Villarejo, y de todas las piezas que la componen, a partir del 1 de enero de 2019. Debe ser el propio García Castellón el que solicite un nuevo magistrado de refuerzo, si así lo considera oportuno, primero ante la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, que lo comunicaría después al CGPJ para que éste valorara la conveniencia de la petición y, en caso afirmativo, sacar la plaza a concurso.

Por todo ello, están en el aire otras declaraciones de investigados en el caso fondos reservados, pero que el juez De Egea aún no había acordado. Para empezar, los policías supuestamente implicados en el operativo, como los ya mencionados Villarejo y García Castaño, así como el inspector jefe de Policía Nacional Andrés Gómez Gordo, que ocupó un cargo de responsabilidad en el Gobierno de Castilla-La Mancha con María Dolores de Cospedal, y el ex Director Adjunto Operativo (DAO) del mismo cuerpo policial Eugenio Pino.

Lo último en España