Cocina

Cómo secar albahaca en el microondas

Toma nota de lo fácil que es secar la albahaca en el microondas en unos minutos.

Cómo secar albahaca en el microondas
secar la albahaca en el microondas

Tener albahaca fresca en la cocina es casi una necesidad en los tiempos que corren. Poder preparar una pizza de restaurante con el toque de esta hierba o una salsa pesto casera digna de un aplauso es muy sencillo. Pero dependiendo de la albahaca puede crecer sin control y tener demasiada para la que usamos. Secar la albahaca en el microondas es una forma de tenerla siempre preparada para salsas y aderezos, otra forma de incorporar este ingrediente a nuestros platos caseros de saber más intenso. Toma nota de lo fácil que es secar la albahaca en el microondas en unos minutos.

Pasos para secar albahaca en el microondas

Cómo secar albahaca en el microondas

La albahaca se debe cosechar antes de que florezca. Esta hierba también puede servir para decorar un espacio, es una manera además de aromatizar y aderezar una gran variedad de platos de contar con un ingrediente maravilloso. Vamos a aprender a seguir los procesos de esta planta, cuando estén todas las hojas en perfectas condiciones, será el momento de recolectarla.

Los especialistas dicen que a media mañana es el mejor momento para cosechar esta hierba. Tendremos de esta manera listas unas hojas que pueden estar preparadas para una salsa o una pizza casera, pero en este caso los vamos a secar. Secarlas es una manera de que duren más y que tengamos siempre a mano esta deliciosa especia totalmente casera y ecológica.

Es importante cortar las hojas desde los tallos, de tal forma que puedan seguir creciendo y dándonos sus frutos. Lo mejor de estas hierbas aromáticas es que están siempre perfectas en pocas semanas, regarlas con regularidad y darles el sol que necesitan son los únicos secretos del éxito de esta planta.

Lavamos las hojas de albahaca, es importante que esté bien limpias y secas. Para secarlas usaremos un papel de cocina, de esta manera nos quedará una hoja limpia y preparada para darle el secado rápido al microondas. Se pueden secar en el horno o al aire libre, pero de esta forma conseguiremos un acabado espectacular a la velocidad de la luz.

Ponemos la albahaca hoja a hoja en una fuente para microondas. Tapamos o aplicamos presión a esa hoja para que se seque más rápidamente. Encendemos a máxima potencia durante un minuto. Comprobamos el proceso de secado de la hoja, podemos ir haciendo tandas de un minuto encendido y un minuto apagado.

Una vez tenemos las hojas secas las podemos guardar directamente en tarros de cristal, se conservarán mucho tiempo y estarán listas para darnos su sabor. También podemos picarlas y ponerlas en tarros de especias, es más fácil de mezclar con determinados alimentos, nos evitamos tener que picarlas previamente.

Con todo listo solo nos quedará repetir la operación siempre que nos apetezca secar albahaca o cualquier otra hierba aromática. El perejil es otro de los clásicos que siempre quedará bien. De la mano de un buen secado lo podemos mezclar con un poco de ajo para condimentar una gran variedad de platos. Atrévete con esta receta casera destinada a triunfar en cualquier cocina, tener especias propias es un pequeño lujo asequible con estas recetas.

Lo último en How To

Últimas noticias