Unidades de medida

Cómo pasar de litros a kilos

litros a kilos
Las claves para saber pasar de litros a kilos

Aunque litros y kilos sean dos métodos para pesar distintos elementos, puede que en algunos problemas matemáticos o escolares te planteen el pasar de una unidad a otra, así que vamos a explicarte a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo pasar de litros a kilos.

Litros y Kilos suelen ser utilizados como unidades de medida para pesar los líquidos (litros) y los cuerpos sólidos (kilos), de modo que entre ellos se establece la diferencia de que en realidad, los litros hacen referencia al volúmen de un líquido (el espacio que ocupa), mientras que los kilos nos indican la masa de un cuerpo (la cantidad de materia).

De este modo, la unidad de volumen es el litro (o dm3), mientras que la unidad de masa es el kilo, pero entonces, ¿cómo pasar de litros a kilos? pues aunque os parezcan dos cosas distintas existe una método para ello tal y como ahora os explicamos.

Pasos para pasar de litros a kilos

Cómo hemos dicho, la unida de volumen es el litro, pero este también puede ser definido como dm3, o decímetro cúbico, dado que si por ejemplo creamos un cubo que tenga un dm de lado (es decir 10 centímetros), un dm de lado y un dm de lado y lo llenamos de agua, el volumen de esta será de un litro o lo que es lo mismo dm3.

A partir de esto podemos entonces llegar a la idea o conclusión que un litro puede tener la forma de ese cubo de un dm3 y de hecho cualquier forma. Además, un litro de agua pesa lo mismo que un kilo de masa, de modo que en problemas de pasar de litros a kilos, siempre y cuando sean de agua, la conversión será sencilla.

¿Pero que pasa cuando los litros expresan otra unidad, como por ejemplo aceite? Se suele decir que será imposible pasar de litros a kilos, pero en realidad sí se puede siempre y cuando conozcamos la densidad de la unidad a convertir.

Para ello pongamos un ejemplo para que entiendas mejor lo que te explicamos:

  1. Imagina que tienes una unidad de volumen líquido en litros. Para poder convertirla a kilos deberás primero pasarla a unidades de mililitro. Por ejemplo: 20 ml.
  2. Lo que tienes que tener además es la densidad de esa unidad, que por ejemplo puede ser de 1,50 g/ml.
  3. El paso siguiente será el anular las unidades que sean iguales (es decir los ml) y entonces ya puedes multiplicar la medida de la densidad por la medida del volumen de modo que tendrás que hacer una operación que consiste en 1, 50 * 20= 30 g.
  4. Ahora que tienes la unidad en gramos, tan solo tendrás que dividir por 1.000 de modo que lo puedas pasar a kilogramos, de modo que el resultado final será de 30 / 1000 = 0,03 kg.
  5. De este modo podemos decir que apróximadamente 0,02 litros de un liquido específico (el que nos hayan dado para el problema) serán o,03 kilos (apróximadamente).

No existe una fórmula matemática que sirva para pasar directamente de litros a kilos ya que como hemos explicados son unidades distintas, pero podemos resolver estos problemas siempre y cuando tengas la densidad de la unidad expresada en litros. De no será así te será bastante complicado, por no decir imposible, pasar de litros a kilos.

Lo último en How To

Últimas noticias