Limpieza

Cómo limpiar manchas de vino tinto de la ropa

Con productos que tienes en casa es fácil eliminar estas manchas si no se han secado

9 productos que no pueden faltar en tu mesa en una buena cena de Nochebuena y Nochevieja
El vino tinto está delicioso pero deja una manchas muy difíciles de quitar

El vino es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, y sin duda son muchos los momentos en los que una copita entra de maravilla. Si quieres saber cómo limpiar manchas de vino tinto de la ropa, sigue leyendo y descubre unos cuantos remedios caseros para hacerlo con eficacia y que la prenda quede impecable.

Las manchas de vino se pueden convertir en una verdadera pesadilla si no sabes quitarlas, tanto de la ropa como de otros textiles como alfombras, cortinas, etc. Sin embargo, no hay que entrar en pánico, por suerte hay muchas maneras de librarse de ellas de una vez por todas. Una de las claves es actuar rápidamente, en cuanto se genera la mancha y antes de que se seque, si es posible.

Trucos caseros para limpiar manchas de vino tinto de la ropa

Bicarbonato

Este producto es uno de los más eficaces en remedios caseros de limpieza, y en este caso debes mezclar media taza de bicarbonato con una taza de agua, removiendo hasta formar una pasta uniforme. Aplica la mezcla sobre la mancha y deja que actúe unos minutos para después retirar los restos con una aspiradora.

Vinagre blanco

Este ingrediente tiene propiedades limpiadoras muy potentes gracias a su alto contenido en alcohol, por lo que resulta muy efectivo también para limpiar manchas de vino de la ropa. Vierte un chorro directamente sobre la mancha y deja que actúe 5-10 minutos para después lavar la prenda como sueles hacer habitualmente.

Detergente líquido

Vierte en una olla una taza de vinagre blanco y añade un chorro de detergente líquido para calentar pero sin llegar a hervir ya que el vinagre se podría evaporar. Pon la parte de la mancha a remojo en la mezcla durante 10 minutos y después enjuaga sin frotar y lava como habitualmente.

Leche

La leche contiene muchas propiedades blanqueantes, por lo que resulta perfecto para combatir diferentes tipos de manchas, incluidas las de vino. Pon a calentar leche en una olla de un tamaño suficiente como para después meter la prenda manchada en ella. Retira del fuego antes de que hierva y deja que repose un par de minutos para que esté tibia pero sin enfriarse. Mete la prenda y deja que actúe 10 minutos para después enjuagar hasta eliminar todos los restos de leche.

Agua oxigenada

Este producto también es un potente blanqueador, y para sacarle el máximo partido en este caso debes mezclar media taza de agua oxigenada con media de detergente líquido y aplicar sobre la mancha. Deja actuar 10-15 minutos, verás que se producen burbujas, eso es buena señal. Pasado ese tiempo, seca con papel absorbente y lava la prenda como haces habitualmente.

Vino blanco

Puede parecer raro pero sí, las manchas de vino tinto se pueden quitar con el vino blanco. Ya lo dice el refrán… “Una mancha de mora con otra se quita”. Vierte sobre la mancha un buen chorro de vino blanco y utiliza una esponja para darle golpecitos, verás que la mancha se empieza a aclarar. Es muy importante que no frotes con fuerza, y si la mancha se empieza a secar mientras lo haces puedes añadir más vino blanco. Deja actuar 5-10 minutos y pasado ese tiempo lava con agua y jabón.

Lejía

Por todos es sabido que la lejía es un potente limpiador, pero hay que tener cuidado ya que un uso inadecuado puede estropear la prenda rápidamente. En este caso, puedes aplicarla únicamente en prendas que sean totalmente blancas y que no se consideren delicadas. Llena un recipiente de agua y añade un 5% de lejía, un chorrito. Pon a remojo la prenda durante 5-10 minutos y pasado ese tiempo enjuaga dos veces, la primera solo con agua y la segunda con detergente. Aclara bien para eliminar cualquier resto.

Sal

Utilizar sal para quitar manchas es uno de los remedios caseros más habituales ya que proporciona muy buenos resultados. Aplica sal en la mancha en cuanto suceda y espera unos minutos, hasta que veas que ha absorbido todo el líquido. Pasados unos minutos, retira la sal con un trapo y lava la prenda como haces habitualmente.

Agua hirviendo

Si la prenda manchada es resistente y su etiqueta lo permite, este truco con agua hirviendo te vendrá muy bien. Pon a calentar agua en una olla de tamaño suficiente como para meter la prenda después, y cuando llegue a ebullición sumerge la parte manchada, no toda la prenda. Añade un chorrito de detergente líquido para que ayude a remover las partículas del vino, y deja que actúe durante unos minutos. Una vez que el agua ha perdido temperatura y está tibia, quita la prenda y lávala como haces habitualmente.

Otros consejos

  • Cuando te manches la ropa con vino tinto debes actuar lo más rápidamente posible, ya que una vez que la mancha se seca te puede dar bastantes problemas quitarla.
  • Sea cual sea el producto que vayas a utilizar para quitar la mancha, es muy importante que no frotes, ya que eso lo que hace es esparcirla aún más. Una pequeña marca de vino puede ser una mancha enorme si la frotas, hay que dar pequeños golpecitos pero sin arrastrar.

Lo último en How To

Últimas noticias