Psicología

Cómo gestionar la tristeza

Gestionar la tristeza es un imprescindible en una sociedad cada vez más enfocada en el éxito.

Gestionar la tristeza
Pasos para gestionar la tristeza

Gestionar la tristeza es un imprescindible en una sociedad cada vez más enfocada en el éxito. La angustia de una situación incierta, la melancolía por una pérdida o el malestar generado por una realidad que no es como pensábamos se dan cita en este sentimiento, la tristeza, de lo más recurrente. Todos estamos tristes o pasamos por episodios de tristeza, poder hacer frente a esta sensación nos permitirá disfrutar de nuestro día a día y seres queridos. Toma nota de estos pasos principales que te ayudarán a gestionar la tristeza de la mejor manera posible.

Pasos para gestionar la tristeza

  1. Una de las primeras acciones que debemos hacer es identificar la tristeza. Sumergirnos en esa gama de sentimientos que nos ofrece. Llamamos tristeza a una mezcla de ansiedad, frustración y malestar general que puede llegar en cualquier momento. Identificaremos los momentos en los que llega e intentaremos darle alguna explicación, aunque puede que solo sea un hecho puntual.
  2. Si llega por un motivo podemos hacer una pequeña lista o escribir el elemento que llega para hacernos daño. Con ciertos puntos en común podemos ver venir esa sensación y no temer el desenlace, la llegada de pensamientos o emociones que cubre la tristeza puede ser abrumadora si no estamos preparados para recibirla.
  3. La tristeza es un sentimiento y como cualquiera de ellos, es transitorio. En un pequeño gesto o acción podemos cambiar esa sensación. Una imagen agradable, la llegada de ese ser querido, una mirada de nuestra mascota puede ser detonantes que eviten que la tristeza se quede más tiempo de lo deseado entre nosotros.Cómo gestionar la tristeza
  4. Debemos ver la tristeza como un detonante. Su llegada no significa que algo vaya mal, simplemente que debe cambiar. La tristeza es una emoción que nos empuja a tomar medidas, una de las más intensas nos sirve como forma de transformación. A medida que vayamos identificando el problema y luchando contra él vamos a poder cambiar el fondo de nuestras emociones.
  5. Si persiste a pesar de nuestros esfuerzos hay que consultar con un profesional. No siempre tiene una causa que podamos controlar, puede ser un primer síntoma de alguna enfermedad, en este caso un psicólogo nos puede dar las claves para acabar con ella. En nuestras manos estará el hecho de seguir con ella o emprender el viaje que nos llevará lejos de esta sensación.

Con estos pasos podrás gestionar mucho mejor un sentimiento que puede llegar a ser preocupante. La tristeza es una emoción destinada a transformarnos y cambiar para siempre nuestro interior o exterior.

Lo último en How To

Últimas noticias