Autoayuda

Cómo afrontar la crisis de los 30 sin frustraciones

Hoy en día llegar a los 30 como hace unas décadas atrás con la vida hecha es casi imposible. Las expectativas pueden ser enormes y la frustración venir de la mano.

Cómo afrontar la crisis de los 30 sin frustraciones
Pasos para afrontar la crisis de los 30 sin frustraciones

A lo largo de nuestra vida vamos afrontando varias crisis. Llega un momento en el que todo se cuestiona, aquella imagen idílica que teníamos del futuro se desmorona. Hoy en día llegar a los 30 como hace unas décadas atrás con la vida hecha es casi imposible. Las expectativas pueden ser enormes y la frustración venir de la mano. Es importante saber afrontar una crisis existencia de la mejor manera posible, evitando cualquier frustración o problema emocional asociado. Si has llegado a la década de los 30 y empiezas a ver el futuro con algunas nubes de tormenta, toma nota de estas claves.

Pasos para afrontar la crisis de los 30 sin frustraciones

El pasado no lo puedes cambiar, solo eres dueño del futuro. Llegarás a un punto en el que las decisiones que has ido tomando a lo largo de la vida sean cuestionadas. Hacerlo no sirve de nada, solo crea más malas sensaciones. La frustración es una de ellas que podrás evitar si miras hacia el futuro con determinación.

Mira bien tus puntos fuertes. Centrarse en lo negativo no tiene ningún sentido. Busca en tu interior todo lo bueno que has podido afrontar durante estos años. Los aspectos positivos que te han rodeado y las buenas sensaciones que te genera recrearlos. Solo cuando empieces de nuevo la luz, la parte positiva que guardas te darás cuenta de todo lo bueno que puedes atraer.

Traza un nuevo plan. Las ilusiones de hace 10 años no sirven de nada. La fantasía debe desaparecer para dar paso a la realidad más abrumadora. Este proceso puede ser complicado, pero con la ayuda de las personas adecuadas y de ti mismo todo es posible. Analiza bien el presente y busca alternativas que sean capaces de satisfacer tus deseos. Es importante sincerarse con uno mismo para saber qué es lo que necesita.

Busca las respuestas a las preguntas que te haces. ¿Por qué estás así? ¿Qué es lo que te duele no haber conseguido? Serás el dueño de tu propia vida cuando seas capaz de hacer un buen balance del pasado y rectificar determinados errores. Lo mejor de este tipo de preguntas con respuesta es que son más fáciles de responder desde la perspectiva del tiempo. Verás como todo será mucho más sencillo con un poco de sinceridad y ganas de salir de este problema.

Lo que tienes es perfecto, no necesitas cambiarlo. Querer más y más o ejercer el control de algo que realmente no puedes mantener es lo que acaba provocando el descontrol y la desesperación. La frustración de no alcanzar algo nunca, debe desaparecer. Es hora de aceptar lo que se tiene y poder disfrutarlo de la mano de las personas que nos acompañan en este camino. Todo es como debe ser, no hay nada que esté fuera de lugar. Tú mismo eres perfecto por mucho que quieras encontrar defectos al otro lado del espejo.

Con estos pasos, este análisis y búsqueda de la verdad, la crisis de los 30 será un recuerdo del pasado. Se cual sea el momento en que nos sintamos mal, podemos rectificar estas sensaciones y poner rumbo a otro momento.

Lo último en How To

Últimas noticias