Citas

Cómo afrontar una cita a ciegas

Afrontar una cita a ciegas
Pasos para afrontar una cita a ciegas

Afrontar una cita a ciegas es un gran paso que debemos hacer para conseguir encontrar al amor verdadero. Una cita con un desconocido nunca es fácil, pero con estos sencillos consejos las posibilidades de éxito aumentan.

Afrontar una cita a ciegas sin nervios es una de las claves de su éxito. En el momento en que tomamos la decisión de acudir a una cita, debemos tener claras algunas pautas principales para ofrecer nuestra mejor cara. En los tiempos que corren abrir el corazón a una persona desconocida puede ser casi un deporte de riesgo. Enfrentarnos a esos miedos iniciales y a ese primer paso que nos acercará a una persona que puede tener mucho más en común de lo que pensábamos, puede darnos lo que estábamos esperando si somos valientes. Toma nota de estos pasos clave que te llevarán a afrontar una cita a ciegas con todas las garantías de éxito.

Pasos para afrontar una cita a ciegas

  1. La información puede ser un problema. Sacar conclusiones sin conocer a la persona no es nada bueno. Nada de buscar en redes sociales para intentar hacerse una idea que podría ser totalmente equivocada, mejor esperemos la sorpresa y disfrutemos de una cita a ciegas de verdad. Conocer en primera persona a alguien es un placer que puede ser enorme.
  2. La chispa puede surgir con una primera mirada. Es importante ofrecer nuestra mejor cara. Buscaremos esas prendas que mejor nos queden e intentaremos mostrarnos muy seguros. La imagen, los olores y las primeras impresiones deben ser perfectas. No podemos enseñar demasiado con grandes escotes o ropa que insinué demasiado, es mejor buscar ese equilibrio que nos hará triunfar.
  3. La puntualidad marcará la importancia de la cita. Es determinante no llegar tarde, las citas a ciegas pondrán a prueba nuestro interés por esa persona. Es mejor ir un poco antes para que podamos tener una idea del lugar y ver llegar a nuestra cita. Se sentirá más importante y podremos recibirle de la mejor de las maneras posibles.Cómo afrontar una cita a ciegas
  4. Una sonrisa y dos besos son una buena manera de empezar. Podemos empezar la cita sin mirar muy descaradamente a esa persona, con la mejor de nuestras sonrisas y dos besos le daremos una buena entrada. Llegará el momento de empezar la conversación, el silencio no será algo positivo. Podemos empezar con temas sencillos, el trabajo, las aficiones, las mascotas, mejor no sacar puntos de tensión, como la política o la religión-
  5. Tampoco será positivo preparar la cita como si fuera un tercer grado. Las preguntas y respuestas se deben realizar por igual, sin que ninguno tenga que ser el que lleva la voz cantante. Nada de cortarle mientras hable, es de muy mala educación y aunque tengamos una anécdota divertida, mejor dejarla para más adelante.

Con estos sencillos pasos seremos capaces de afrontar una cita a ciegas sin demasiados nervios. Es importante no recurrir al alcohol o a algunos tranquilizantes, podemos dar una imagen equivocada y que nos puede alejar del objetivo final de la cita.

Últimas noticias