Castillos

Secretos de los castillos medievales

Si te gusta el tema de los castillos en España y en el mundo, te encantará leer los secretos de los castillos medievales.

Impresionante castillo medieval

Rutas para ver castillos en verano

Castillo espectacular a una hora de España

Castillos
Secretos de los castillos
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

España es, definitivamente, la tierra de los castillos. Con una historia tan rica y variada, los castillos españoles son los depositarios de una herencia que nos viene de los romanos, y de todo el conglomerado cultural que ha formado el alma hispana. Se erigen estas moles de piedra en medio de las llanuras, o en lo alto de los montes, como centinelas de otras eras, guardando tras sus gruesos muros increíbles secretos de los castillos medievales.

Por tener tantas construcciones de este tipo, a lo largo y ancho de España se han diseñado rutas como la de Galicia, Jaén, Cuenca, la Rioja, y hay un extraordinario itinerario turístico que recorre Burgos, Soria, Zaragoza, Guadalajara, Teruel y Valencia, siguiendo los pasos del Cid Campeador. Por supuesto, hay muchos castillos con los que uno se topa.

Secretos de los castillos medievales

La construcción de estas fortificaciones militares no era por azar, todo tenía una función y un fin: defender al señor del castillo y hacer más difícil su conquista. Por ello, hay muchos secretos de los castillos medievales que hoy en día nos parecen de cuentos de hadas, o acaso de aquellas Leyendas de Bécquer, y entendamos un poco mejor el contexto de los relatos.Castillo

El diseño concéntrico

Es lo primero que se ve si se mira desde el aire: la fortaleza rodeada de un sistema defensivo muy eficaz: un gran muro externo, un foso, luego otro gran muro interno, un torreón y una torre de contención. Todo, por supuesto, para evitar que el enemigo accediese con facilidad.

Uno de los secretos era el foso, lleno de agua para impedir que los asediantes cavaran túneles por debajo de la fortaleza y pudiesen entrar.

El interior

En las puertas de entrada, en la principal, había un gran rastrillo de hierro que, en situaciones desesperadas, se dejaba caer hasta el suelo atrapando a los que osaran entrar sin permiso. Otro dato interesante, ciertamente un secreto, era el diseño de las escaleras: estaban hechas en espiral, con peldaños desiguales que propiciaban las caídas, y en dirección de las agujas del reloj, para obstaculizar el ascenso de los soldados, que solían ser diestros y cargaban las espadas en la mano derecha, que chocaba con la pared.

Uno de los secretos de los castillos medievales eran los frecuentes pasadizos ocultos, que servían para huir y para proveerse de alimento en caso de asedio. Así como las saeteras, colocadas estratégicamente en los muros como apoyo a la defensa del castillo: resultaban virtualmente invulnerables y podían hacer, en cambio, mucho daño al enemigo.

¿Te animas a conocer más secretos de los castillos medievales? Los ingenieros militares de la Edad Media eran verdaderamente brillantes con sus sistemas de protección, defensa y ataque. Si te ha parecido interesante este artículo, no dejes de compartirlo.

Lo último en Historia

Últimas noticias