Disturbios en Cataluña

Vox exige a Batet que declare nula la expulsión de su diputada porque fue ilegal

Considera que la presidenta del Congreso cometió una "flagrante infracción" del Reglamento

Batet expulsa a Vox del Congreso por pedir un debate sobre los ataques a la Policía en Cataluña

Vox exige a Batet que declare nula la expulsión de su diputada porque fue ilegal
Macarena Olona en el Congreso. Foto: Europa Press

Vox ha registrado este lunes un escrito ante la Diputación Permanente del Congreso en el que insta la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, a que declare nula la expulsión la pasada semana de su portavoz adjunta y secretaria general del grupo, Macarena Olona.

Según la solicitud, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, el partido de Santiago Abascal considera que la expulsión de Olona por parte de Batet al inicio de la última Diputación Permanente no se ajusta a la legalidad y responde a una «flagrante infracción». La diputada de Vox fue echada de la sala Constitucional por la presidenta socialista cuando defendía a la Policía desplegada en Cataluña y pedía explicaciones a la Mesa sobre el curso que se había dado a su iniciativa para exigir al Gobierno la aplicación del estado de excepción en esta comunidad.

En concreto, Vox esgrime que Batet cometió una «infracción del artículo 104.1 del Reglamento de la Cámara en relación con los artículos 6 y 32.2 del citado Texto reglamentario y los artículos 23.2 y 103.1 de la Constitución española». El citado precepto 104.1 establece que «al Diputado u orador que hubiere sido llamado al orden tres veces en una misma sesión, advertido la segunda vez de las consecuencias de una tercera llamada, le será retirada, en su caso, la palabra y el Presidente, sin debate, le podrá imponer la sanción de no asistir al resto de la sesión».

Sin embargo, el partido de Abascal esgrime que Batet debió advertir a Olona de las «consecuencias que se seguirían de una tercera llamada» al orden, en el momento de «formular la segunda, como es requisito preceptivo del procedimiento sancionador, uno de los cuatros exclusivos requisitos procedimentales que se contemplan». Batet, reza el texto de Vox, se limitó a indicar, al tiempo de formular la segunda llamada al orden, que «me va a obligar a llamarla al orden por tercera vez, Sra. Olona». La tercera llamada al orden se produjo, afirma el partido de Abascal, pero «acompañada de la sanción de expulsión que, no habiendo sido advertida previamente, deviene nula por ilegal». En este contexto, se recuerdan además los precedentes de Vicente Martínez-Pujalte (PP) y Gabriel Rufián (ERC), en los que los presidentes del Congreso (Manuel Marín y Ana Pastor, respectivamente) sí realizaron el aviso conforme al reglamento.

Batet «amordazó»

Además, Vox —que no forma parte de la Mesa de la Diputación Permanente— subraya en su escrito que mediante la expulsión de Olona «resulta innegable que esa Presidencia eliminó el difícil –y exclusivo- trance para el Gobierno, al que debería haberse enfrentado durante la sesión, de no haberse acordado la ilegal expulsión». De esta forma, añade el partido de Abascal, Batet «amordazó, precisamente, la única voz que iba a resultar incómoda al Ejecutivo. Feliz coincidencia para no pocos que, sin duda, aplaudieron su actuación con justificada vehemencia», remata, aludiendo a los aplausos que Ciudadanos, PSOE y Podemos dedicaron a Batet tras su polémica decisión.

Lo último en España

Últimas noticias