El último chiringuito del hermano de Ximo Puig: exportar pelo humano de Londres por valija diplomática

Ximo Puig
Ximo Puig, presidente de la Generaliat Valenciana

El ansia por cazar subvenciones del hermano de Ximo Puig, el presidente valenciano, y de sus socios era interminable. El último de los planes diseñados para conseguir lucrarse fue nada menos que la exportación de “pelo humano”. En concreto, desde Reino Unido. El plan era hacerlo gracias a un salvoconducto como “valija diplomática” que pretendían lograr consiguiendo previamente que uno de ellos fuera designado ‘cónsul’. La peripecia parece cómica pero, por lo visto, no a ellos, que narraron su objetivo en los mensajes de WhatsApp intervenidos ya judicialmente. La conversación es liderada por Juan Adell Bover (socio de Francis Puig, hermano del presidente valenciano). Y describe su nuevo objeto de negocio de la siguiente manera, tal y como relatan los mensajes a los que ha tenido acceso OKDIARIO:

“29/8/18 20:44 – Juan Adell Bover: Aquí estoy muy listo, hoy han venido de Naciones Unidas para un plan global de apoyar a la administración local, descentralizar la administración, hoy el tema era la pesca, mañana tengo turismo, tengo a XXXXXX [el nombre ha sido ocultado por la investigación] y a los tres que quieren hacer una escuela de fútbol, y tema turismo, el viernes hacemos la documentación para hacerme cónsul de Valencia y Barcelona… Y la amiga quiere llenar la valija diplomática de cabello humano para venderlo… lo compran en Londres… El socio de aquí quiere que hagamos una cámara iberoamericana en Bissau… En fin… Y más cosas. Le paso a XXXXX el recurso de turismo… tema volátil”.

Se trata de la última idea genial de negocio contemplada en unas conversaciones que han desvelado desde el uso de información privilegiada para hacerse con subvenciones concedidas por el Gobierno del hermano de Francis Puig, hasta la asesoría directa con ese mismo fin de los servicios jurídicos de la televisión pública valenciana, incluyendo también la conformación de un cártel para lograr concursos con pactos de ofertas prohibidos.

Todo ello parte de los WhatsApp entre el hermano de Ximo Puig y sus socios. Unas pruebas a las que ha tenido acceso este diario y que siguen acreditando la creación de una megaestructura pública de entrega de subvenciones e información privilegiada de la que se benefició la red de empresas del hermano del presidente valenciano. Una estructura a la que ya se confirma que se sumaron los ayuntamientos del PSOE, el partido de Ximo Puig, como ya ha publicado OKDIARIO.

Todo empezó, de hecho, en Morella, en la época en la que Ximo Puig era alcalde y en la que la empresa de Francis, su hermano, comenzó a trabajar con otros ayuntamientos del PSOE. Los hermanos Puig y sus socios elaboraron, de este modo, una trama a través de la cual accedieron a subvenciones públicas de la Generalitat Valenciana y de otras dos comunidades autónomas (Aragón y Cataluña) por valor de casi 2 millones de euros. Y en esta trama los ayuntamientos gobernados por el PSOE también juegan un papel fundamental.

Sólo en el último año, numerosos ayuntamientos gestionados por el partido del presidente regional Ximo Puig, han contratado con las empresas de sus hermanos y sus socios. Hasta tal punto es la “afinidad” que existe entre la trama y los ayuntamientos que en los WhatsApp intervenidos judicialmente y a los que ha tenido acceso OKDIARIO se constata cómo los empresarios tienen “hilo directo” con los propios políticos.

Empresas disparadas desde que Puig es presidente

El 3 de enero de 2019, el socio del hermano del presidente Puig comunicó a su socio su intención de hablar con un concejal de la Vall de Uxó, uno de los municipios gobernados por el PSOE: “Ok, llamo al de la Vall y quedamos”. Tres días después, el objetivo se había conseguido: “Esta semana quedamos con el político. Ya hablé con él”, señalan los mensajes intervenidos.

Esa misma semana, la trama cazasubvenciones mantuvo numerosas reuniones con ayuntamientos gobernados por los socialistas. Fue el caso de Almenara, el citado de la Vall de Uxó, Rosell, Benicarló y Morella.

Todo ello sin olvidar que desde que Ximo Puig es presidente de la Generalitat Valenciana las empresas de sus hermanos han incrementado sus ingresos en un 290% después de tres años de pérdidas. Una realidad que se materializa en la famosa frase «Nos vamos a forrar» cuando Puig llegue al Consell, tal y como afirmó uno de los socios de sus hermanos, según consta en la declaración de una de las testigos en el juicio.

Estas gestiones no son hechos aislados. Se trata de una parte de una historia mucho más amplia y perfectamente tejida que comenzó cuando Ximo Puig era alcalde de Morella, fecha en la que el PP denunció como el entonces primer edil socialista financiaba, con dinero público de la partida de publicidad institucional, la radio de su hermano. Una trama que se ha ido extendiendo por la provincia de Castellón, la Comunidad Valenciana y otras regiones como Cataluña y Aragón.

Lo último en España

Últimas noticias