Cumbre de la OTAN

Trump aparta por «moroso» a Sánchez en la cumbre de la OTAN: no ha invertido lo prometido en Defensa

Pedro Sánchez
Donald Trump y Pedro Sánchez en la cumbre de la OTAN (Foto: Moncloa)

Pedro Sánchez acude a la cumbre de la OTAN, que se celebra este miércoles en Londres, bajo un clima de hostilidad diplomática hacia España, que sigue ocupando la cola de los socios en gasto militar: no se ha movido ni una centésima en un año. El socialista ha incumplido la promesa que le hizo a Donald Trump en 2018, razón por la que Estados Unidos ha dejado al presidente el Gobierno fuera de todas las reuniones importantes de la cita.

El presidente estadounidense Donald Trump ha comenzado pisando fuerte en su visita oficial al Reino Unido, donde acude a la cumbre de la OTAN. España también estará presente. En su primera rueda de prensa en territorio británico, el mandatario norteamericano ha calificado de “delincuentes” a los gobernantes de los países que no cumplen con el compromiso de destinar el 2 por ciento de su PIB a gasto militar. Algo con lo que los 29 socios de la alianza se comprometieron en una cumbre de 2014.

Entre los países más señalados está España. En un reciente informe de la OTAN sobre el gasto militar de los aliados, España figura como la segunda por la cola. Sólo Luxemburgo, con 600.000 habitantes y un territorio que ocupa la mitad de La Rioja, gasta menos en armamento y soldados.

España acude a esta cumbre poco más de un año después de la anterior, en junio de 2018, cuando Pedro Sánchez se comprometió con Donald Trump a asumir la subida del gasto militar que exigía insistentemente la Casa Blanca. Sin embargo, un año después, el gasto militar no ha subido ni una sola centésima: en 2018 suponía un 0,92% del PIB y en 2019 se repite ese mismo 0,92. Es el único país de la cola que no ha aumentado ni lo más mínimo sus ratios, como refleja la última auditoría de la OTAN.

Sánchez, ignorado

Fuentes del Ministerio de Defensa involucradas en la preparación de esta cumbre, que se viene desarrollando con reuniones de trabajo desde el pasado verano, explican que la situación con la que España acude al cónclave es “muy delicada”. España no participará en ninguna de las grandes reuniones bilaterales ni los almuerzos que mantendrán las naciones principales de la Alianza. Sánchez acudirá a la cita para ocupar un “puesto secundario”.

Sánchez queda fuera de las reuniones bilaterales que Trump mantendrá con Alemania, Francia, Italia y Dinamarca. Ni en el almuerzo de trabajo con Reino Unido, Grecia, Rumanía, Bulgaria, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania. Países que cumplen ya con ese compromiso de gasto. En ámbitos de la Defensa admiten que esperan durante estos días "ataques explícitos por parte de Trump a España".

El club de los "morosos"

En cambio, explican las fuentes consultadas, España volverá a hacer frente común en la cumbre con Canadá y el resto de naciones que incumplen ese compromiso. Los "morosos", como los denominó Trump hace unas semanas.

Sánchez defenderá que su Gobierno apoya a la Alianza con la participación en misiones internacionales y la colaboración con Estados Unidos en bases militares como Rota y Morón de la Frontera, claves en la estrategia del Pentágono para África y Oriente Medio. Pero, como ya le respondió la Casa Blanca a Rajoy y posteriormente a Sánchez, no es suficiente.

Lo último en España

Últimas noticias