Independentismo en Cataluña

Sánchez elude la petición de Rivera y no rechaza conceder el indulto a los golpistas catalanes

El líder de Ciudadanos, Albert RIvera, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles.

Rivera, ante el silencio del jefe del Ejecutivo: "O se hace el sordo o se hace el tonto"

El presidente del Gobierno llama a "tender puentes" con la Generalitat de Torra y "reforzar el autogobierno"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha evitado este miércoles en sede parlamentaria comprometerse a que no indultará a los presos golpistas catalanes en caso de que haya sentencia condenatoria del Tribunal Supremo y luego soliciten esta medida de gracia.

En la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en el Congreso de los Diputados, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reclamado hasta en dos ocasiones al jefe del Ejecutivo socialista que diera su palabra de que en ningún caso otorgará la medida de gracia -competencia del Ministerio de Justicia– a los exdirigentes de la Generalitat encausados por el golpe de Estado en Cataluña.

Sánchez ha ignorado el asunto de forma descarada en su intervención y ha optado por pasar al ataque contra Rivera, instándole a "centrarse" y a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 después de que la formación naranja haya desbloqueado esta semana la tramitación de la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para acabar con el veto del Senado a una senda de déficit excesiva.

"O se hace el sordo o se hace el tonto", le ha llegado a decir Albert Rivera al comprobar que Sánchez no contestaba a su pregunta. El líder de Ciudadanos ha denunciado que el enviado de Moncloa, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, a la cárcel de Lledoners (Barcelona) no estuvo negociando con el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras sobre los autónomos ni sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ni, en definitiva, sobre su apoyo a los PGE de 2019, porque a él "no le importa España, ni los españoles". "En esa cárcel se negociaron indultos y prebendas", ha subrayado Rivera, con tono serio y espetando a Sánchez: "Ríase, pero a mí no me hace ni pizca de gracias".

Por su parte, el jefe del Ejecutivo socialista ha insistido a Rivera a que "ofrezca una solución" en Cataluña para "tender puentes" con la Generalitat del xenófobo Quim Torra y "reforzar el autogobierno". "Le animo a que sea autónomo, a que no se deje arrastrar por el PP", ha sentenciado.

Sánchez elude la petición de Rivera y no rechaza conceder el indulto a los golpistas catalanes

El PSOE retrasa la reforma

Tal y como ha informado OKDIARIO, los socialistas rechazan una reforma de la Ley de Indultos como propone el PP a fin de prohibir el indulto en delitos de rebelión y sedición. El grupo que sostiene al Gobierno ha expresado en público su disposición a mantener la ley tal cual está y por ello está retrasando su tramitación en la Comisión de Justicia del Congreso.

En este sentido se han ido manifestando en los últimos meses dirigentes muy relacionados con la cuestión catalana. Por ejemplo, la propia delegada de Gobierno en Cataluña. “Si se pide el indulto, yo soy partidaria. Pero lo tienen que pedir”, manifestó Teresa Cunillera.

Lo último en España