Elecciones País Vasco / Galicia 2020

Illa ‘superstar’: el PSOE le utilizará como reclamo electoral en las campañas vasca y gallega

Abandonará temporalmente sus funciones en el Ministerio durante varios días para acudir a acompañar a los líderes de su partido

El ministro hace 3 meses: «No hay que usar mascarilla por la calle, se ha generado un pánico irracional»

Salvador Illa
Salvador Illa, ministro de Sanidad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, será uno de los grandes protagonistas de la campaña de las elecciones autonómicas en el País Vasco y Galicia que se celebrarán el próximo 12 de julio. Illa, con una gran exposición mediática durante la gestión de la crisis del coronavirus, participará en varios actos de las candidaturas de Gonzalo Caballero e Idoia Mendia.

Ferraz y Moncloa sitúan así a uno de los ministros mejor valorados por la ciudadanía, según los últimos estudios de opinión pública, en el foco mediático de la contienda electoral. Con un 4,2% de valoración media, pese a las múltiples críticas que ha recibido por su gestión de la crisis, el catalán sale reforzado de estos meses de excepcionalidad.

Los socialistas gallegos y vascos quieren aprovechar el tirón mediático del ministro de Sanidad para movilizar al electorado de cara a los comicios del mes de julio. Por ese motivo, y aunque a día de hoy todavía no se ha dado por liquidada la pandemia, Salvador Illa abandonará temporalmente sus funciones en el Ministerio durante varios días para acudir a acompañar a los líderes de su partido a la lucha por las presidencias de ambas comunidades.

En permanente ascenso

El político catalán, que antes de ser ministro de Sanidad no había ocupado ningún cargo de responsabilidad a nivel orgánico nacional ni tampoco ningún cargo institucional en Cataluña, más allá del de secretario de Organización del PSC y alcalde de La Roca del Vallés (Barcelona), se estrenará así en la dinámica electoral de Ferraz. Su participación en la campaña tanto de Galicia como del País Vasco será especialmente frenética.

Desde su aterrizaje en el Palacio de La Moncloa el pasado mes de enero, donde pasó a residir semanas más tardes tras la aplicación del estado de alarma por la crisis del coronavirus, Salvador Illa se encuentra en constante ascenso. Es el ministro revelación del equipo del presidente Sánchez y su calma a la hora de gestionar la crisis le han permitido cosechar elogios dentro y fuera de su partido.

Su cuota de poder, después de haberse convertido en el superministro con más funciones de la historia del Gobierno de España, también va en aumento. En Ferraz nadie le descarta ya para nada y le sitúan tanto en la vicepresidencia segunda si se rompiera el acuerdo con Podemos, como candidato a la presidencia de la Generalitat catalana en sustitución de Miquel Iceta o incluso en la carrera para sustituir «de aquí a mucho tiempo» al propio Pedro Sánchez.

Sánchez muy presente

El presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, también tendrá una gran participación en la carrera por la Xunta y la Lehendekaritza. El jefe del Ejecutivo protagonizará alrededor de una decena de actos tanto en una como en otra comunidad, acompañando a sus candidatos.

Otros ministros del gabinete Sánchez, como la vicepresidenta primera Carmen Calvo, el ministro de Transportes, Agenda Urbana y Movilidad y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, o la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también serán piezas fundamentales en las campañas vasca y gallega.

Malas previsiones

Ni Gonzalo Caballero en Galicia ni Idoia Mendia en el País Vasco lograrán desbancar a sus competidores y actuales presidentes autonómicos, Alberto Núñez Feijóo y Iñigo Urkullu. En el cuartel general del Partido Socialista asumen que los resultados que obtendrán ambas candidaturas serán «malos».

En esta ocasión no prevén retroceder en número de representantes pero si temen dejar de ser imprescindibles para la gobernabilidad del PNV, ya que de ese pacto depende en gran parte la lealtad de los nacionalistas vascos con el Gobierno de coalición.

No obstante en la dirección del PSOE son conscientes que, sean cuales sean los apoyos que reciban a nivel autonómico las elecciones vascas y gallegas, también se leerán a nivel nacional. Con un Congreso cada vez más bloqueado, que a día de hoy cuenta con los votos afirmativos suficientes para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, la configuración de los dos parlamentos regionales podría modificar las alianzas.

Lo último en España

Últimas noticias