Rocío Monasterio contra los vientres de alquiler: "Ofrecen ucranianas porque son más baratas"

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha cargado contra los "vientres de alquiler", en referencia a la gestación subrogada, y ha asegurado que ella ha asistido a ferias sobre esta cuestión en la que se ofrece a una "ucraniana porque es más barata".

Así lo ha detallado durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum para censurar los conocidos como "vientres de alquiler" que conciben, en su opinión, a la mujer como algo que se "puede alquilar" y a los niños como una "cosa que se puede comprar".

En este sentido, ha censurado que en la Asamblea de Madrid se quería aprobar una proposición sobre los vientres de alquiler y que había partidos que estaban dispuestos a que se "cosificara" a los niños y a las mujeres. En este punto, ha dicho que ella ha asistido a ferias sobre gestación subrogada, que son "como mercadillos" y donde se le ofrecía a "una ucraniana porque era más barata y que no se iba a echar atrás porque tenía más necesidad".

"Lo que no puede ser que en Madrid se promuevan leyes que nos hagan a las mujeres distintas al hombre, que en Madrid algunos partidos defiendan el vientre de alquiler. Creemos en la igualdad de hombre y la mujer, que las mujeres no se alquilan, que los niños no se compran", ha planteado a la salida de este foro.

En su alocución, Monasterio ha asegurado que Vox viene a "marcar muy de cerca" al "separatismo" y a "vigilar" a esa "izquierda que quiere adoctrinar para imponer sus leyes ideológicas" frente "a la cobardía de algunos que han abandonado los principios, las convicciones, las ideas, la valentía y la ilusión". "Y eso en Vox lo tenemos", ha remachado.

Por tanto, ha cargado contra esas normativas, como la Ley de Violencia de Género, que "cercenan la presunción de inocencia" y permiten que integrantes de asociaciones como Infancia Libre "secuestren a sus hijos" y denunciar la "inmigración ilegal". "Pasará el tiempo y nos darán la razón".

Así, ha sacado a colación los "chiringuitos" que su partido ha detectado, como en Andalucía, al descubrir que había 500.000 personas en lista de espera para ahondar en su determinación de auditar las subvenciones y suprimir "todo gasto ineficiente".

"Somos aquellos que denunciamos la dictadura de la corrección política, que no nos dejan decir en la calle lo que decimos en casa", ha recalcado para afear a los "acobardados", en clara alusión al PP, y a los que están "entretenidos con otras cosas" ante la "dictadura ideológica" de la izquierda porque piensan que la política es solo gestión".

Esa actitud de los populares ha permitido, a su juicio, que el socialismo y sus ideas "hayan calado" en la sociedad porque "nadie ha dado la batalla cultural que otros ya no quieren dar, recalcando que precisamente por ello las ideas en las que cree Vox ganan cada vez "más posiciones".

En este sentido se ha comprometido a desplegar una política de "luces largas", con apoyo a la natalidad, a las familias y la defensa de la libertad, incidiendo en que en la Comunidad de Madrid han "hecho los deberes" y no llegan de nuevas, porque llevan denunciando incluso ante diputados que se iban a aprobar durante esta legislatura en la Asamblea de Madrid leyes de "cercenan las libertades de los padres o que iban a suponer un despilfarro".

Por tanto, una de sus primeras medidas en caso de resultar elegida presidenta de la Comunidad de Madrid es derogar todas esas normativas ideológicas y acabar con los "chiringuitos". En este sentido, ha subrayado que Vox en todo caso determinante para la gobernabilidad de la región y evitar que la izquierda llegue a la Comunidad, para que continúe siendo ese "bastión de libertad".

"El puño de hierro en guante de seda"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha definido a Monasterio como ese "puño de hierro con guante de seda" frente al separatismo y la izquierda. Precisamente ha sido el encargado de presentar este viernes a la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, y ha aprovechado para recordar que hace tres años la propia Monasterio irrumpió en un foro del entonces presidente de la Generalitat Carles Puigdemont en este mismo sitio para denunciar su alegato separatista.

"Se acercó al prófugo separatista, depositó en su mesa unas esposas y un Código Penal y gritó que sin ley no hay democracia", ha rememorado Abascal sobre una actuación que, a su juicio, era "de sentido común" pero sonaba "revolucionario". "Quienes estaban aquí tomando café y comiendo bollería habían perdido su capacidad de asombro", ha censurado.

"Esta pérdida de capacidad de asombro" es la que cree que se ha visto también esta semana en el Congreso, donde su presidenta "ha permitido" alegatos a favor del referéndum del 1 de octubre o la república catalana en los actos de acatamiento de la Constitución.

"No han acatado la Constitución, la han atacado", ha reprochado pidiendo que no se dé por válida esta fórmula para adquirir el acta de parlamentario y censurando la "manga ancha" de la Mesa de la Cámara con los "golpistas". Vox quiere que los diputados presos sean "inmediatamente" suspendidos y ha adelantado que actuará contra Batet "incluso en los tribunales".

Monasterio también ha recordado su ‘escrache’ a Puigdemont hace tres años y ha asegurado que no se sintió "incómoda" al hacerlo porque nunca se siente incómoda cuando está "defendiendo España". "Estaba denunciando ante una oligarquía de españoles aburguesados que no querían ver lo que se venía encima", ha justificado.

Abascal cree que, si las palabras de Monasterio hubieran sido escuchadas o ella hubiera tenido responsabilidades de gobierno entonces, Puigdemont ahora no estaría fugado sino detenido y sometido a un "juicio justo". "Monasterio representa el puño de hierro en guante de seda frente al separatismo y la dictadura de la corrección política de la izquierda", ha aplaudido.

Lo último en España