Crisis del coronavirus

Las restricciones comienzan en Madrid sin rastro de la Policía de Marlaska

Madrid ha comenzado este lunes la aplicación de las restricciones de movilidad establecidas para frenar los rebrotes que sufre la Comunidad. Por el momento los controles tienen un carácter informativo y, a pesar de la petición de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, la Policía Nacional dependiente del Ministerio de Interior de Fernando Grande-Marlaska no ha participado.

Ayuso anunciaba el pasado viernes que la Comunidad de Madrid sufriría restricciones en 37 áreas con el objetivo de reducir el aumento de contagios. Para ello pedía la colaboración del Gobierno y, en especial, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado donde la presidenta no tiene competencias.

Sin embargo, su petición parece haber caído en saco roto y Puente de Vallecas, uno de los distritos más afectados por las medidas, no ha contado con presencia de Policía Nacional. A pesar de tener nueve zonas sanitarias con restricciones, OKDIARIO ha podido comprobar cómo los agentes no han colaborado en los controles. Lo que sí se ha podido ver ha sido su presencia con patrullas rutinarias que no han intervenido para hacer cumplir la nueva normativa.

La que sí ha intervenido ha sido es la Policía Municipal que ha controlado el acceso desde el distrito de Pacífico que linda con Puente de Vallecas. Los controles se han centrado en los vehículos que han tenido que mostrar su justificación para poder entrar o salir de la zona. Cabe recalcar que estos controles son por el momento meramente informativos y no se procederá a sancionar a los ciudadanos que incumplan las restricciones hasta este miércoles.

Medidas establecidas

El Gobierno madrileño establece la restricción de entrada y salida de esas áreas salvo en situaciones concretas: por motivos laborales, médicos, accesos a centros educativos, regresar a la zona residencial; asistencia a personas mayores, menores o dependientes; acceso a entidades bancarias o de seguros, legales o administrativas; acudir a exámenes o cualquier otra necesidad prioritaria, urgente o de fuerza mayor.

Además los ciudadanos podrán desplazarse por la vía pública dentro de ese perímetro y las reuniones privadas se reducen en estas zonas de 10 a 6 personas, salvo que se trate de personas que viven el mismo hogar.
Respecto a los lugares de culto, el aforo se reduce a un tercio. En los velatorios podrán estar un máximo de 15 personas en espacios al aire libre y 10 personas en el caso de ser lugares cerrados.

Sobre los aforos en el comercio, se baja al 50% y su cierre será a las 22:00 horas, a excepción de las farmacias, centros médicos, veterinarios, de combustible y otros considerados esenciales.

Por su parte, en la hostelería se elimina el consumo en barra y se limita el aforo a un 50%. De igual modo, sólo podrá haber 6 comensales en cada mesa, en lugar de 10 personas como hasta ahora, y tendrán que cerrar a las 22:00, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.

Lo último en España

Últimas noticias