Malestar en ERC y en su familia

Puigdemont no ha llamado ni una sola vez a la mujer de Junqueras

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras (Foto: EFE).

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dejado a la estacada a su ex vicepresidente Oriol Junqueras y a su familia. Según ha podido saber OKDIARIO, a día de hoy, el candidato de Junts per Catalunya no ha contactado aún con la esposa del ex vicepresidente, Neus Bramona. Ni una llamada, ni un SMS, ni una carta. Nada, como si no se conociesen, o no le afectara su encarcelamiento.

La relación entre el expresidente y el exvicepresidente, no es buena desde mucho antes de la votación de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) en el Parlament el pasado 27 de octubre. Las horas anteriores a esa votación, expusieron a la esfera pública su desencuentro sobre cómo abordar la situación, pero la discusión venía de mucho antes.

Desde la misma tarde en la que pactaron quién se iba a Bruselas, y quién se quedaba en España para acudir a la citación judicial ante la juez Carmen Lamela en la Audiencia Nacional, Puigdemont y Junqueras no han vuelto a hablar.

Con las comunicaciones limitadas y controladas desde la prisión, el líder de ERC tiene más complicado comunicarse con quien fue su ‘President’, pero Puigdemont tampoco ha hecho nada para hablar con él o su familia. La situación ha sorprendido tanto a la familia como a Esquerra, cuyos dirigentes no esconden su malestar por esta situación, que consideran una falta de respeto.

El cuñado de Junqueras, Francesc Riera, considera que después de 100 días en prisión, es normal estar dolido por no recibir ni el más mínimo apoyo por parte del expresidente.

Lo último en España

Últimas noticias