Puigdemont a la desesperada: hoy pedirá permiso al juez Llarena para ser investido presencialmente

Nuevo giro de guión en la investidura de Carles Puigdemont, después del pronunciamiento ayer del Tribunal Constitucional. El ex presidente catalán pedirá en las próximas horas al juez Pablo Llarena, según ha podido saber OKDIARIO, permiso para ser investido presencialmente en el pleno del próximo martes 30 de enero.

Eso comportaría la vuelta a España de Puigdemont entre hoy y mañana y su detención. Acto seguido, debería ser acompañado por agentes de la Policía Nacional hasta el Parlament de Cataluña, para poder someterse al debate de investidura y sería trasladado de nuevo a Madrid para comparecer ante el magistrado del Tribunal Supremo o ingresar en el centro penitenciario de Estremera.

Esta es la única opción mínimamente viable y legal que a día de hoy tiene Puigdemont para ser investido, y la que ERC estaría dispuesta a aceptar, para no saltarse la legalidad. En un intento a la desesperada de pactar su vuelta para poder ser investido, Puigdemont hace este último movimiento con el aval del Tribunal Constitucional, que tras el recurso del Gobierno considera que puede ser elegido president pero que solo podría ser investido de forma presencial.

Últimas noticias