Sería investido por una 'asamblea de electos'

Puigdemont acepta una ‘Presidencia’ simbólica en Bruselas con un ‘primer ministro’ ejecutivo en Cataluña

Junts per Catalunya ya tiene fórmula para desbloquear la situación política en Cataluña. Después de la larga reunión de ayer en Bruselas entre JXCat y ERC, presidida por Carles Puigdemont, el candidato de JxCat ha propuesto ser investido desde Bruselas como presidente de la ‘república’ residiendo en la capital belga, donde en verano se trasladará también su familia, con el fin de legitimarse en el cargo.

Su investidura y la del autodenominado ‘gobierno legítimo’ en Bruselas se haría a través de una ‘asamblea de electos’, creada a través de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) hace unos meses. A la vez, Puigdemont propondrá un primer ministro o Conseller en Barcelona, que sería investido por el Parlament, blindando así la figura del presidente de la cámara, Roger Torrent, y las posibles consecuencias sobre los diputados ya investigados que votarán a Puigdemont.

El candidato de JXCat propuso esta fórmula este domingo a ERC, que según fuentes presentes en la reunión aceptó la fórmula si no implica nuevas imputaciones, y hoy la ha propuesto a su grupo parlamentario, desplazado en su totalidad -a falta de los que tienen el pasaporte retirado- a Bruselas, con el fin de cerrar los detalles de la doble investidura. También a lo largo de este lunes, el candidato de Junts per Catalunya se verá con diputados de la CUP, que también han viajado hasta Bruselas.

Aunque Elsa Artadi es el nombre que más ha sonado en las últimas semanas para ocupar esa responsabilidad ejecutiva en Cataluña, en los últimos días ha perdido peso su candidatura, también en el propio Puigdemont que ahora piensa más en otros nombres como el alcalde de Mollerussa y ex diputado en el Congreso, Marc Solsona, el exdirector de RAC1, Eduard Pujol o el alcalde de Valls, Albert Batet para ocupar el Palau de la Generalitat.

Lo último en España