El PP denuncia un mapa independentista en un colegio público de Bilbao con País Vasco, Navarra y parte de Francia unidas

PP
Carlos García con el mapa arriba a la izquierda.

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Bilbao, Carlos García, ha denunciado la presencia de un mapa independentista en el aula en el que le ha tocado depositar su voto en las elecciones autonómicas en el País Vasco. El mapa representaba la «Euskal Herria» independentista, con el actual País Vasco, más Navarra y parte del sur de Francia.

«A mis espaldas un mapa de la inventada ‘Euskal Herria’ con Navarra y parte de Francia», ha denunciado tras acudir al colegio electoral. Además, el edil ‘popular’ ha añadido que «es vergonzoso manipular y mentir a los niños en un aula de primaria».

Ya he votado a @carlositurgaiz en 🅱️ilbao, para que en nuestros colegios no se adoctrine en el nacionalismo obligatorio.

Una de las principales reinvidicaciones del nacionalismo vasco es lo que ellos llaman «Euskal Herria», una idea de las vascongadas completamente inventada, que no tiene ningún respaldo histórico. En esa onírica «Euskal Herria», a las tres provincias del actual País Vasco se sumaría Navarra y parte del sur de Francia, la zona conocida como País Vascofrancés.

Carlos García ha sido testigo este 12-J cómo desde la aulas el adoctrinamiento independentistas vasco, imponiendo a los chavales una visión totalmente inventada de la historia de España.

Euskaldunización de los jóvenes

El PNV se ha marcado un objetivo para la próxima década: que el 50% de la población vasca conozca el euskera y un 20% más sea capaz de comprenderlo. Y para conseguirlo pondrá el foco en los inmigrantes, los funcionarios, los profesionales de la Sanidad (médicos y enfermeros) y, por supuesto, los estudiantes, tanto en los colegios como en las universidades ya que, como reconocen los herederos de Sabino Arana en su programa electoral«se estima que el 66% de las 300.000 personas que han adquirido el euskera desde 1981, lo han hecho a través del sistema educativo».

Como «el conocimiento de una lengua es condición necesaria pero no suficiente para asegurar su uso», la formación que encabeza Iñigo Urkullu acude a las elecciones del domingo con un potente plan para afrontar lo que considera el auténtico desafío del euskera: «Transformar el conocimiento en uso social y cotidiano».

En 137 ocasiones aparece la palabra «euskera» en el programa jetzale, lo que da idea de la importancia que el PNV otorga a esta lengua en su próxima acción de gobierno. Hasta el punto de colocar su difusión entre las políticas prioritarias derivadas de la crisis sanitaria del Covid-19.

En la Universidad, el PNV se marca como objetivo que el porcentaje de alumnado que cursa estudios universitarios en euskera se sitúe «por encima del 52%».

Los jetzales no ocultan sus intenciones: «Fomentaremos el euskera como lengua de comunicación fundamental entre la juventud». Para lo que promocionará la lengua en los ecosistemas de ocio juvenil convenientemente regados «mediante subvenciones», según el programa electoral.

Y la combinación de los jóvenes con el deporte es para el PNV otra oportunidad irrenunciable. «La actividad física y el deporte son espacios idóneos para la normalización del uso del euskera», se lee en el documento con los compromisos electorales peneuvistas.

«La educación debe repensarse en sus principios, su metodología y contenidos, pivotando en el euskera y la cultura vasca»

Los profesionales de la Sanidad son otro pilar fundamental para la extensión del euskera. El Gobierno de Urkullu diseñará un plan de medidas concretas para facilitar el uso de la atención sanitaria en euskera, con el objetivo de aumentar el número de pacientes que optan por ser atendidos en esta lengua. Así mismo, reforzará la presencia del euskera en la Historia Clínica de los pacientes.

Para ello, ampliará los planes de formación en euskera a médicos y enfermeros con el objetivo de que en el año 2024 pueda desarrollarse en esta lengua «la recepción, admisión e información tanto de Atención Primaria como de Atención Especializada» si así lo desean los pacientes. El PNV garantiza que en todos los centros de Atención Primaria ubicados en municipios con un porcentaje de población euskaldún superior al 45%, la labor asistencial tanto del personal médico como de enfermería se lleve a cabo en la lengua de preferencia.

El uso del euskera será potenciado también en la Administración de Justicia mediante la subvención de cursos de formación para jueces, fiscales y letrados, de tal manera que puedan garantizarse los procesos judiciales en la lengua vasca.

Urkullu, favorito

Iñigo Urkullu (Vizcaya, 1961) seguirá siendo lehendakari tras las elecciones que se celebrarán este domingo en el País Vasco. El PNV ganará con el 40,9% de los votos y obtendrá 31 escaños, tres más de los que tenía hasta ahora, según la encuesta de Hamalgama Métrica para OKDIARIO. Los nacionalistas necesitarán el apoyo de los socialistas, como ha sucedido durante última legislatura, que también crecerán, pasando de 9 a 11 diputados. EH Bildu se mantendrá como la segunda fuerza, caerán Podemos y PP+Cs y Vox logrará su primer diputado.

El lehendakari se aproxima a su tercer mandato consecutivo desde que en 2012 relevara al socialista Patxi López, en la que ha sido la primera y única experiencia de un gobierno no nacionalista en el País Vasco. El PNV mejora su representación gracias a la alta fidelidad de su electorado. A Urkullu volverán a votarle el 88,2% de los que lo hicieron en 2016, no tendrá fugas hacia otras formaciones (salvo a la abstención, a la que irá el 7,5%), recibirá nuevos votantes procedentes del PSOE (4,1%), PP+Cs (3,4%) y EH Bildu (2,2%) y se quedará con el 27% de los nuevos electores.

 

Lo último en España

Últimas noticias