Terrorismo

La Policía desactiva una carta incendiaria en el Ministerio de Defensa

Desalojan Ministerio Defensa
El ministerio de Defensa

El Ministerio de Defensa ha recibido a primera hora de este jueves una carta incendiaria que se activa al abrirse. No es un paquete similar a los tres recibidos en la Embajada de Ucrania en Madrid, en una empresa de armamento en Zaragoza y en la base aérea de Torrejón de Ardoz. La Policía ya ha activado el protocolo antiterrorista y advierte que es muy probable que hoy se detecten más cartas bomba o paquetes en organismos oficiales, ya que se cree que el origen es el mismo, la misma persona o la misma organización y con esa hipótesis trabajan.

Este envío se ha sumado a los tres que se han producido en tan sólo 24 horas. El primero llegó a la embajada ucraniana y fue el único que ha provocado ha provocado un herido. Y es que, el trabajador ucraniano que lo recibió resultó herido en una mano, aunque pudo desplazarse por su propio pie al hospital y ya ha recibido el alta.

Campaña de los prorrusos

Los prorrusos han iniciado una campaña del miedo en España con el envío de varias cartas bomba a diferentes lugares de la geografía española relacionados con la guerra de Ucrania. El primer suceso ocurrió en la embajada de este país en España cuando un vigilante, que resultó herido leve, abrió un sobre enviado al embajador sin haberlo pasado por el escáner previamente. El segundo fue en la tarde del miércoles a las 20.03 horas cuando la empresa zaragozana Instalaza que fabrica armas recibía un sobre de similares características y llamaban a la Policía que lo detonó controladamente, sin  que provocase daños humanos ni materiales. Durante la mañana de este jueves se recibía un paquete de similares características a los anteriores en la base aérea de Torrejón y fue detectado en el escáner. Los Tedax acudieron a las 9 de la mañana para tratar de explosionarlo de manera controlada. En los tres casos la Policía Nacional activó la circular 50 o protocolo antiterrorista.

En el primer atentado el vigilante ucraniano de la embajada resultó herido tras abrir una carta bomba en el jardín de la sede diplomática, situada en la calle Ronda de la Abubilla 52 de la capital. El suceso tuvo lugar este miércoles hacia las 13:15 horas, cuando la Policía ha recibido un aviso de una explosión en el recinto de la embajada ubicado en el madrileño barrio de Hortaleza.

El protocolo consiste en desalojar y acordonar la zona, desplazar a guías caninos y unidades del Tedax, expertos en desactivación de explosivos, además de Policía Científica y la Brigada de Información de la Policía Nacional. La carta no habría sido detectada por el servicio de seguridad de la embajada al no pasar por el escáner. El Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, de José Luis Calama, que se encontraba de guardia, se hizo cargo del caso e inició diligencias como un delito de terrorismo tras recibir un informe preliminar de la Policía Nacional. Falta por saber si también investigará el suceso de Zaragoza.

La carta bomba iba dirigida al embajador Serhii Pohoreltsev, pero no lo han pasado por el escáner, sino que lo ha abierto el vigilante de seguridad en el jardín de la embajada. Este trabajador que ha resultado herido leve por la explosión del artefacto en la delegación diplomática se ha trasladado por sus propios medios al hospital Nuestra Señora de América, en la calle de Arturo Soria de la capital. La única herida que presentaba afectaba al dedo anular de la mano derecha.

El embajador ha relatado a un medio ucraniano que el artefacto estaba dentro de un paquete más grande, con una caja en su interior, que despertó sospechas en su secretaria después de ver que no tenía remitente, por lo que se lo llevó al jefe de seguridad. Este empleado optó por salir con la caja al patio antes de abrirla, para evitar que «hubiera alguien cerca». Al abrirlo, este trabajador, al que el embajador identifica como comandante, escuchó un ‘clic’, por lo que lanzó inmediatamente la caja, explotando a continuación.

Según han informado fuentes policiales, el explosivo iba en un sobre que ha recibido el empleado herido y el explosivo de baja intensidad, parecido a un artefacto de pirotecnia, era de fabricación casera. Tras este suceso el Gobierno ucraniano ha pedido que se incrementen las medidas de seguridad en sus Embajadas repartidas por el mundo.

Zaragoza

El segundo artefacto detectado en España este miércoles fue un sobre sospechoso en la empresa Instalaza, de Zaragoza (situada en la calle Monreal). Se trata de un paquete de similares características al que llegó por la mañana a la Embajada de Ucrania en Madrid, una carta bomba similar. Se da la circunstancia de que en esta empresa se fabrican varios de los lanzamisiles que han sido cedidos al ejército ucraniano para combatir la invasión rusa. En este caso los Tedax provocaron  la explosión de la carta bomba sin lamentar daños materiales ni humanos.

Instalaza es una empresa zaragozana que se dedica al diseño y fabricación de material militar de infantería y lanzamisiles. En concreto el minsiterio de Defensa anunció al principio de la guerra de Ucrania que nuestro país enviaría 1.370 de estos lanzamisiles fabricados en Zaragoza. La empresa fue comenzó su actividad en 1943 y tiene su sede en la capital aragonesa. Su actual presidente es Pedro Morenés, ex embajador de España en Estados Unidos y ex ministro de Defensa durante el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, condenó el primero de estos «ataques» registrados este miércoles y añadió que «este es un evento muy serio. Se trata de un ataque a una institución diplomática, que está amparada por el derecho internacional, por lo que ahora la Policía española lo investiga», dijo Kuleba en un vídeo recogido por la agencia Ukrinform.

Torrejón y Defensa

Durante la primera hora de este jueves un paquete de similares características era detectado en el escáner de la base aérea de Torrejón de Ardoz. Inmediatamente los encargados de la seguridad llamaron a la Policía que envió una unidad de Tedax a la zona que a las 9 de la mañana intentaban explosionar de manera controlada esta nueva carta bomba.

Horas más tarde se detectaba otra carta en el Ministerio de Defensa. Es la cuarta vez en dos días que la Policía ha activado el protocolo antiterrorista y advierten que es muy posible que sigan llegando paquetes de similares características a organismos oficiales. En esta ocasión consistía en una carta que al abrirla lleva un hilo que actúa como detonante incendiando su contenido. La carta fue detectada por el escáner de seguridad del Ministerio.

Lo último en España

Últimas noticias