Podemos quiere que el uniforme escolar no distinga entre pantalón y falda para niños y niñas

Uniformes escolares
Uniformes escolares.

Podemos quiere que el uniforme escolar no distinga entre pantalón y falda para niños y niñas. Según el partido de Pablo Iglesias, que el uniforme del niño tenga pantalón y el de la niña falda es una imposición sexista. Por lo tanto, y según este partido, no se puede imponer que el niño tenga que llevar pantalón o la niña falda, sino que se tendría que dejar que cada uno eligiera si quiera llevar una u otra prenda.

La propuesta de Podemos acaba de ser registrada como moción en el Parlamento de Navarra. Y plantea la petición al Gobierno de Uxue Barcos —aliado suyo y al que soporta en el Ejecutivo— para que garantice la libertad plena de vestimenta y la no imposición de uniformes diferenciados por sexo en los centros de enseñanza.

Pero Podemos ha decidido usar Navarra como trampolín para sus exigencias y pide que su moción salte hasta el Gobierno de España convertida en exigencia. Es decir, que reclama, en la misma línea, que el Ejecutivo de Mariano Rajoy inicie en el menor plazo posible los trabajos para la aprobación en esta legislatura de las modificaciones necesarias en la Ley de Igualdad, así como en la legislación educativa, para poder aplicar su pretendida prohibición de lo que califica de imposición sexual.

Podemos ha echado mano para su plan estrella frente al seximo de una resolución del Parlamento Europeo del año 2013. Según los podemitas, aquella resolución buscaba la eliminación de los estereotipos de género e incluía ya una serie de recomendaciones a adoptar en esta materia y en esta dirección.

Pablo Iglesias e Irene Montero
Pablo Iglesias e Irene Montero en su escaño del Congreso. (Foto: FRANCISCO TOLEDO)

Los hombres de Pablo Iglesias añaden que los uniformes escolares diferenciados, con pantalón para los niños y falda o vestido para las niñas, han sido ya criticados por infinidad de organizaciones. Aunque lo cierto es que a la hora de citar sólo hablan de organizaciones feministas, asociaciones que afirman que la imposición del uniforme es determinante para mantener los estereotipos de género en la escuela.

Pero el catálogo de argumentos de Podemos no acaba ahí. Llega hasta la explicación deportiva. Porque según el partido morado, los uniformes con falda limitan los movimientos físicos de las niñas y persisten en una «objetualización sexual» de los cuerpos de las mujeres con el fin de que persista de esta manera —“objetualizada”— hasta llegar al ámbito laboral.

Podemos ha incluido en su explicación la sentencia del Tribunal Supremo de 2011 que consideró contraria a la igualdad garantizada por la Constitución la práctica habitual en los hospitales privados de exigir a las enfermeras que vistan un uniforme «femenino», con falda y cofia. Según el partido de Iglesias, esa doctrina es perfectamente aplicable al uniforme escolar.

Y, en base a todo ello, Podemos no sólo considera que se debe prohibir ya por ley esta diferenciación de uniformes escolares, sino que quienes hoy los usan —falda para unas y pantalón para otros— están incurriendo en una vulneración de las garantías constitucionales de igualdad efectiva entre mujeres y hombres y fomentando unos estereotipos dañinos para la sociedad.

Lo último en España

Últimas noticias