Crisis del coronavirus

Podemos calla ante el ingreso de ‘su’ vicepresidenta Calvo en una clínica privada

Pablo Iglesias
Carmen Calvo y Pablo Iglesias en el Congreso. (Foto. PSOE)

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se encuentra ingresada en la prestigiosa clínica privada Ruber por una «infección respiratoria» y por la que ha sido sometida al test del coronavirus. Podemos, que ha aprovechado la crisis por la que atraviesa España a causa del coronavirus para atacar este tipo de servicio sanitario, no se ha pronunciado sobre la decisión de una vicepresidenta de su Gobierno.

El odio de los morados por todo aquello que no pueda ser manejado por el Gobierno ha quedado de nuevo de manifiesto durante las últimas semanas. Mientras los profesionales de la Sanidad privada se ponían a disposición para la tarea conjunta de atender a todos los pacientes afectados por el virus, Podemos alardeaba de Sanidad publica despreciando a los profesionales que no pertenecen a ella.

Tanto es así que el partido pidió un aplauso para la «Sanidad pública» menospreciando al resto de trabajadores que no ejercen en centros dependientes del Estado.

«Orgullo de la gente que cuida lo común y de los grandes profesionales de la Sanidad pública. Tras el primer y emocionante #AplausoSanitario, hoy volvemos a homenajear desde nuestras ventanas y balcones a los héroes y heroínas de la Sanidad pública. Nos vemos a las 20.00 horas», pedía Podemos desde su perfil oficial en Twitter.

Sin embargo, la formación morada ha decidido no pronunciarse acerca del hecho de que un miembro de su propio Gobierno haya optado por la Sanidad privada.

Carmen Calvo, afectada por una «infección respiratoria» generada por un posible contagio de coronavirus pudo elegir como mutualista recibir atención en pública o privada. La vicepresidenta optó por la segunda.

Ante este hecho, los miembros de la cúpula de Podemos han decidido mantener el silencio y no publicar ningún tipo de opinión desde sus redes sociales, como tienen acostumbrado a los españoles.

Ni para dale su apoyo

Los miembros de Podemos han decidido no enviar siquiera un mensaje de apoyo a su compañera como sí lo han hecho otros políticos.

Un ejemplo de ello ha sido el del número dos de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que le ha deseado «una total y pronta recuperación»: «Las enormes diferencias políticas que tenemos no pueden ni deben deshumanizarnos», ha añadido en un mensaje de Twitter.

De la misma manera ha actuado la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que también le ha deseado una «pronta recuperación».

Sin embargo, los morados han evitado mención alguna a la vicepresidenta.

Lo último en España

Últimas noticias