Las cuentas de Podemos

Podemos aplica a sus cuentas el equilibrio presupuestario que demoniza en las del Estado

El líder de Podemos, Pablo Iglesias con Mariano Rajoy en La Moncloa.
Pablo Iglesias con Mariano Rajoy en La Moncloa.

Podemos se aplica recetas de austeridad y equilibrio presupuestario que critica para las políticas económicas del Gobierno del Estado.

Tal como ha podido comprobar OKDIARIO en la memoria de sus cuentas anuales de 2018, los de Pablo Iglesias indican: "Los principios de responsabilidad y austeridad siguen siendo la base de toda la actuación en materia de finanzas y transparencia".

En este sentido, afirman que "los gastos se presupuestan en función de los ingresos siguiendo criterios de precaución y equilibrio presupuestario". Más adelante en el mismo documento insisten en que para pagar un gasto el primer requisito es "realizar un uso responsable y austero de los recursos del partido".

Estos criterios de gestión interna llaman sobremanera la atención ya que Podemos critica intensamente a gobiernos como, entre otros, el de Mariano Rajoy por aplicar lo que consideran despectivamente "políticas austericidas".

En el ADN de Podemos de cara a la opinión pública está las políticas expansivas que proponen gastar más de lo que se ingresa. Sin embargo, de puertas para adentro, según aseguran en sus cuentas, Podemos se apunta al equilibrio presupuestario para mantener una buena salud contable. Para tener más recursos Podemos podría retener más dinero a sus cargos públicos o, entre otras ideas, potenciar las donaciones de sus inscritos.

En decenas de intervenciones públicas han cargado contra la austeridad y hace unos meses, en agosto de 2018, Unidas Podemos elaboró el manifiesto ‘Dejar atrás la austeridad’. El objetivo era facilitar el trabajo a los ayuntamientos, a las comunidades autónomas y otras administraciones públicas.

Por otra parte, como ha desvelado este periódico, Podemos ha decidido relajar sus controles contables y prescindir del auditor externo que venían contratando año a año. En el documento que han elaborado en las últimas semanas, los ‘morados’ indican que como han tenido muchas citas electorales han tenido que estar centrados al 100% en las campañas electorales. Además, apuntan que con el trabajo del Tribunal de Cuentas ya vale.

Otro aspecto llamativo que se desprenden de las cuentas de Podemos es que han decidido apretarse el cinturón y dejar de pagar "gastos que, por su naturaleza y características, se considere que puede ser desmesurado, que estuviera fuera de mercado o desvinculado de la ética del partido".

También dejarán de abonar "tickets que contengan bebidas alcohólicas y especiales, meriendas o aperitivos fuera del horario estipulado para el reembolso de gastos de manutención correctamente justificados".

Lo último en España