Santisteve cede un local público a las madres de los agresores de los guardias civiles de Alsasua

Santisteve-Zaragoza
Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza. (Foto: Ayto.)

El alcalde podemita de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha cedido el centro cívico Río Ebro a la asociación Rasmia, organizadora este sábado de una charla con las madres de los agresores de los guardias civiles de Alsasua.

La charla será ofrecida por los familiares de los condenados el pasado junio por la Audiencia Nacional por el delito de atentado a los agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. Los condenados lo fueron precisamente por agredir en grupo a dos guardias civiles que salían de paisano con sus novias en esta localidad navarra en octubre de 2016.

La cesión se ha realizado pese a que el centro cívico está regulado por la normativa de instalaciones municipales, que prohíbe la promoción de actividades que promulguen “valores contrarios a la Constitución”.

Pero no se trata de la primera vez, ni mucho menos, que el alcalde podemita cede locales o recursos para promocionar actos con la misma orientación. En noviembre de 2018, Santisteve promocionó unas jornadas de la Asociación Luis Buñuel con presencia de una de las terroristas más sanguinarias de los GRAPO condenada a 385 años de prisión por el asesinato con bomba de nueve personas. Las jornadas las organizó la citada asociación, a la que estuvo ligado Santisteve y a la que no ha dejado de regar con dinero público.

Aquellas jornadas se convocaron con el nombre de Noviembre Antifascista 2018 y tuvieron su plato fuerte con unas charlas que llevaron por título “40 años maquillando el fascismo 1978-2018”. Unas jornadas en las que participó Pablo Hasel y en las que el plato fuerte fue la charla-debate en la que participaron Carmen López y Juan Manuel Olarieta, ella condenada por asesinatos con bomba en su etapa en los GRAPO, y él detenido por pertenencia a la misma banda terrorista.

El Luis Buñuel, además, es un antiguo instituto que fue ocupado por la asociación Dale Vida al Luis Buñuel, entre cuyos fundadores figura el propio Santisteve y una de sus concejalas, Elena Giner. Tras la entrada de los podemitas en la Alcaldía de Zaragoza, Santisteve le concedió por decreto a esa misma asociación el uso del inmueble ocupado. Además, les ha dado  400.000 euros de dinero público para reformar una planta y ahora ha aprobado un proyecto para darles otros 768.000 para reformar el patio para hacer sus conciertos y actos políticos y ‘culturales’.

El edificio municipal, privatizado a dedo por Santisteve para esta asociación, se ha convertido en la sede de la izquierda más radical y antisistema.

La asociación denominada ‘Dale vida al Luis Buñuel’ se benefició de la asignación a dedo del inmueble para que hiciera las actividades que quisiera en él. Por si fuera poco, el alcalde podemita la ha regado con proyectos de reforma del inmueble de más de 1 millón de euros.

Se tratan de nuevos capítulos que confirman la tendencia: que desde 2008-2009 las asociaciones vecinales del Casco Histórico de Zaragoza ligadas a la extrema izquierda no han dejado de medrar.

Lo último en España