Gobierno de España

Sánchez presume de Gobierno feminista pero la mayoría de su núcleo duro en Moncloa son hombres

Pedro Sánchez viaje EEUU
Sánchez con algunos de sus colaboradores por las calles de Nueva York.

Pese a presumir que lidera el Gobierno más feminista de la historia, con un 64% de mujeres frente al 36% de hombres en el Consejo de Ministros, la realidad en el entorno de Pedro Sánchez, tras la remodelación de su gabinete, es muy distinta. Si de cara a la galería la presencia femenina es predominante, de puertas a dentro, más del 80% de los altos cargos de su equipo de colaboradores más cercanos son hombres.

Ahora su núcleo duro lo forman Félix Bolaños, Óscar López e Isabel Rodríguez. Muy cerca de ellos se situará el nuevo secretario general de la Presidencia, puesto para el que Sánchez ha elegido a Francisco Martín, al que colocó en la gestora del PSM que dirige la federación madrileña del partido tras la dimisión de José Manuel Franco. El nuevo ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática mantendrá al murciano Rafael Oñate como jefe de gabinete de su departamento situado en La Moncloa.

Tras el cese de Iván Redondo como jefe del gabinete de la Presidencia, Sánchez ha confiado el cargo a otro hombre: el socialista Óscar López. Junto a él se situará la única mujer en un puesto de poder en el gabinete técnico del presidente, la adjunta a López, Llanos Castellanos. Procede de Patrimonio Nacional, departamento que ha presidido en los últimos años.

También el secretario de Estado de Comunicación, cargo designado por Sánchez, es hombre. Se trata del ex diputado del PSC Francesc Vallès, que sustituye a Miguel Ángel Oliver. Al lado de Vallès seguirá el ex periodista de Público Miguel Ángel Marfull, que ejercerá de jefe de comunicación nacional del presidente del Gobierno.

La oficina económica de la Presidencia también tiene carácter masculino. En este caso sigue en manos de Manuel de la Rocha, que pese a haber dudado sobre su continuidad, ha sido confirmado en el cargo por Sánchez. Su departamento está formado principalmente por hombres que asesoran al presidente en materia económica.

La ausencia de perfiles femeninos en los cargos menos visibles del Gobierno, los que trabajan codo con codo con Sánchez para hacer funcionar el día a día del Palacio de La Moncloa, contrasta con el nombramiento de decenas de mujeres en puestos de mucha visibilidad como los ministerios o las empresas públicas.

Su antecesor en el cargo, el popular Mariano Rajoy, se rodeó de mujeres en su núcleo duro con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal y la secretaria de Estado de Comunicación Carmen Martínez Castro en su círculo más cercano. También tenía a una mujer, Cristina Ysasi-Ysasmendi, como adjunta a su último jefe de gabinete José Luis Ayllón.

Otro socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, también dio más poder a las mujeres que Sánchez. Su núcleo duro lo formaban María Teresa Fernández de la Vega, Elena Salgado y Manuel Chaves, entonces vicepresidentes del
Gobierno. Como secretaria de Estado de Comunicación eligió a la entonces periodista de la Cadena SER Nieves Goicoechea y contaba con la ahora directora de ElPlural.com Angélica Rubio como asistente personal.

Lo último en España

Últimas noticias