La pandemia se ha disparado sólo una semana después de asegurar el Gobierno que estaba «estabilizada»

Fernando Simón
El director del Centro de Alertas y Emergencias, Fernando Simón.

El pasado 28 de diciembre, el jefe de las alertas Fernando Simón veía cierta «estabilización» en la pandemia de coronavirus.

Ese día, la incidencia acumulada era de 246,19, medida en casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Unos datos, decía el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), que alentaban «la esperanza de una estabilización de la pandemia». El último balance de Sanidad eleva la incidencia a 296,29 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

El portavoz pedía prudencia para interpretar los datos, por la acumulación de días festivos, aunque sí mostraba un talante optimista. «El incremento se ha moderado en los últimos días», afirmaba en la misma línea el ministro de Sanidad, Salvador Illa, señalando que «el impacto del puente» de la Constitución no habría sido «tan importante» como el esperado.

Aunque los dirigentes sanitarios llamaron a la calma y reclamaron cautelas, su mensaje esperanzador contrasta con los datos actuales de la pandemia. Desde que Simón e Illa vieron esa «estabilización», la incidencia acumulada no ha dejado de aumentar. Si el 28 de diciembre era de 246,19, un día después subía ya a 255,55. El 30 era de 265,45; el 31, 279,51…

El 28 de diciembre, el número de casos diagnosticados el día previo, según el balance de Sanidad, ascendía a 2.822. En el último recuento es de 10.877. Además, en las últimas 24 horas -recogidas este martes-se han notificado 23.700 casos nuevos. Una cifra muy similar al récord de la segunda ola, a finales de octubre.

2 millones de contagios

Siguiendo la costumbre del Ministerio de no actualizar sus balances en día festivo, ni en fines de semana, este miércoles de Reyes no se han ofrecido nuevas cifras. El número total de contagiados en España asciende a 1.982.544, por lo que es de esperar que, en la próxima actualización, este jueves, se superen ya los dos millones.

El diagnóstico de las autoridades sanitarias sobre la evolución de la pandemia ha sido cuestionable. En distintas ocasiones, Simón ha hablado de «estabilización» que luego se ha correspondido con un incremento de los casos.

El 31 de enero del año pasado, Simón hacía este pronóstico: «La epidemia tiene posibilidades de empezar a remitir». Por entonces, opinaba también que «España no va a tener más allá de algún caso diagnosticado».

El 15 de octubre, en los días más críticos de la segunda ola, el jefe de las alertas de Sanidad vio también una «fase de estabilización de contagios previa a un posible descenso». Apenas cuatro días después, observó un «ligero incremento» y expresó su preocupación. «No estamos evolucionando lo suficientemente bien», afirmó el portavoz.

La situación es preocupante en cuanto a hospitalizaciones e ingresos en cuidados intensivos, en aumento. Según los últimos datos, 13.481 personas permanecen hospitalizadas, lo que representa una ocupación media del 11,4%. Los pacientes en estado grave son 2.220. La ocupación nacional de las UCI está en el 23%.

Las cifras confirman la tendencia al alza y aún no recogen el impacto de las fiestas de Fin de Año. También se espera un repunte como consecuencia de Reyes.

Por otro lado, la campaña de vacunación ha arrancado entre críticas por su lento avance.

Según los últimos datos de Sanidad, las comunidades autónomas han recibido 718.575 dosis de la vacuna, desde el pasado 27 de diciembre, cuando se inició la campaña. Hasta el momento se han administrado 82.834, es decir, un 11,5%.

El ritmo de inmunización está lejos del deseado para alcanzar el objetivo de Sanidad, que es que 33 millones de personas sean vacunadas antes del verano.

Nueva vacuna

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha autorizado este miércoles la vacuna de Moderna para su uso en los países de la Unión Europea. La Comisión Europea ha concedido la licencia para su comercialización.

La presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha celebrado que «con la aprobación, tendremos 160 millones de dosis de vacunas» y ha destacado que «llegarán más».

Esta vacuna tiene una efectividad del 94 por ciento, según los ensayos, y su principal ventaja es la facilidad de distribución ya que no se exige, como en el caso de la de Pfizer, una conservación a muy baja temperatura. Además, se puede conservar un mes en temperatura de frigorífico, lo que facilitará su almacenamiento. La de Pfizer precisa de temperaturas inferiores a menos 70 grados centígrados y, una vez descongelada, se conserva durante unos cinco días.

«Esta vacuna nos brinda otra herramienta para superar la emergencia actual. Que tengamos esta segunda recomendación de una vacuna positiva en poco menos de un año desde que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia, es un ejemplo de los esfuerzos y el compromiso adquirido por todos», ha dicho el director ejecutivo de la EMA, Emer Cooke.

Lo último en España

Últimas noticias