Page: pactar con Podemos es "parte de la solución" pero también "un problema"

Emiliano García-Page
Emiliano García-Page. (Foto. PSOE)
  • EFE

"El drama no es pactar o no con Podemos, sino que Podemos no suma con el PSOE y, además, suma algunos vetos", ha avisado el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page.

El presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page, ha alertado hoy de que un acuerdo de investidura con Podemos, además de no ser suficiente para una mayoría estable, "suma algunos vetos" por lo que "sumar se convierte en parte de una solución, pero también de un problema".

"El drama no es pactar o no con Podemos, sino que Podemos no suma con el PSOE y, además, suma algunos vetos", ha avisado García Page, que ha dejado claro que la soberanía nacional, no se pacta "ni con mayoría absoluta".

En una entrevista en RNE, Page ha vaticinado que en los próximos cuatro años el Gobierno tendrá que pactar "unas cosas con unos y otras cosas, con otros".

Precisamente sobre Ciudadanos, considera que para el partido de Albert Rivera es "muchísimo más negativo acercarse a Vox" que al PSOE, porque no solo "rompe" con su lógica de alianzas en Europa, sino que también le convierte "en la segunda muleta" del PP.

El también secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha ha defendido que, por contra, el socialista es "un partido que se ha ido cuajando a modo de esponja" desde la Transición, ya que supo atraer a personas del Partido Comunista y también de la UCD y, en la actualidad, "se ha reconciliado con la sociedad" y el "panorama es de seguir creciendo".

Por ello, ante la opción de que Cs se acerque a Vox o al PSOE, García-Page ha subrayado que pactar con el partido de extrema derecha es "muchísimo más negativo" para los naranjas y aunque tal vez no lo vean a corto plazo, "lo van a ver a medio plazo", no solo porque pactar con Vox "rompe" con la lógica de Cs en cuanto a sus alianzas europeas, sino porque "le convierte no solo en una muleta, sino en la segunda muleta" del PP.

Con todo, ha admitido que hay una "parte importante" de la militancia del PSOE que no acepta un acuerdo con Ciudadanos, del mismo modo que tampoco lo aceptan las bases del partido de Rivera, por lo que ha abogado por "hacer un ganchillo permanente" porque "hay que atar por todos lados".

Lo último en España