Espionaje con Pegasus

El PP lanza una ofensiva parlamentaria contra Sánchez tras el ‘Informe Pegasus’ destapado por OKDIARIO

PP CNI
Alberto Núñez Feijóo y Cuca Gamarra.

El Partido Popular lanza una ofensiva en el Congreso de los Diputados tras revelar OKDIARIO que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) -a través del Centro Criptológico Nacional (CNN)- alertó a Moncloa del espionaje con Pegasus e instó a Pedro Sánchez y sus ministros a revisar sus móviles.

Los populares, a través de una batería de preguntas parlamentarias y solicitud de informes, a la que ha tenido acceso este periódico, requieren explicaciones al Gobierno sobre las actuaciones seguidas por los miembros del Ejecutivo ante las instrucciones del servicio de inteligencia. No fue hasta este lunes que Presidencia comunicó que los móviles de Sánchez y de Margarita Robles, ministra de Defensa, habían sido infectados con el programa Pegasus en mayo y junio de 2021. Moncloa afirmó que el análisis no se realizó hasta el pasado 30 de abril, pese a tener las indicaciones del CNI.

El principal partido de la oposición -en una petición firmada por la portavoz parlamentaria Cuca Gamarra y el diputado Pablo Hispán- requiere al Ministerio de la Presidencia y a Defensa los «informes técnicos del Centro Criptológico Nacional sobre el espionaje en los móviles del presidente del Gobierno y la ministra de Defensa», además de «los protocolos de seguridad que deben seguir todos los altos cargos del Gobierno en el uso de sus teléfonos móviles».

Asimismo, el Grupo Parlamentario Popular exige explicaciones por escrito sobre el asunto. Por un lado, se pide conocer si los altos cargos del Gobierno, especialmente Sánchez y la ministra de Defensa, «han seguido todas las directrices establecidas en los protocolos de seguridad para el uso de teléfonos móviles».

Por otro lado, los populares se interesan sobre la presencia del ex vicepresidente Pablo Iglesias en de la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia que coordina los servicios de información del Estado. Un nombramiento que, como se recordará, fue especialmente controvertido y que llegó a ser anulado por el Tribunal Constitucional por el procedimiento utilizado para la designación. En la actualidad, Yolanda Díaz forma parte de esta comisión.

El PP requiere conocer, igualmente, si «se dio cuenta en las reuniones celebradas por la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia de las actividades realizadas por el CNI relacionadas con el proceso de independencia de Cataluña durante el tiempo en que el vicepresidente Iglesias fue miembro».

El CNI sí avisó

El PP pretende obligar así a Moncloa a aclarar el escándalo. Tras conocer el informe del CNI publicado por este periódico, la también secretaria general del PP Cuca Gamarra ya avisó que «hay que resolver muchas preguntas» al respecto.

Gamarra ha exigido la comparecencia de Sánchez en el Congreso por crear una «ceremonia de confusión» con el espionaje a través del sistema Pegasus. A su entender, a la «crisis de seguridad» se suma ahora otra de «credibilidad» que tiene como responsable al Gobierno de coalición y que pone en cuestión «las instituciones y la seguridad que tenemos como Estado».

Como desveló este periódico, el CNI alertó al Gobierno de la peligrosidad de Pegasus en julio de 2021. En ese fecha elaboró un manual para detectar el software desarrollado por Israel. Sin embargo, a comienzos de esta semana el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, aseguró que los teléfonos del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa habían sido infectados de manera sorpresiva a pesar de que contaban desde hacía meses con las alertas de los servicios de inteligencia.

No fue el único aviso. En diciembre pasado, el CNI volvió a reiterar al Gobierno el riesgo de infección con estos dispositivos espía.

Responsabilidad de Bolaños

La ministra Robles ha defendido este martes el trabajo de los miembros del CNI en el Congreso y también de su directora, Paz Esteban, de quien dijo que «está teniendo que aguantar estoicamente» imputaciones que, ha asegurado, «no se corresponden con la realidad».

Según el organigrama, la seguridad de las comunicaciones del Gobierno corresponde a la Unidad de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que depende de la secretaría general de Presidencia del Gobierno. En ese momento, el encargado era Félix Bolaños.

El Centro Criptológico Nacional tiene, por su parte, la misión de garantizar la «seguridad de los sistemas de las tecnologías de la información que procesan, almacenan o transmiten información clasificada», según consta en el real decreto que regula este organismo.

Sin embargo, entre sus funciones no se enumera la responsabilidad de controlar los móviles, como sí elaborar y difundir «normas, instrucciones, guías y recomendaciones» para «garantizar la seguridad» de las tecnologías de la información y las comunicaciones de la Administración y formar al personal en este ámbito.

Lo último en España

Últimas noticias