ESPIONAJE A MONCLOA

Marlaska quiere enviar a su comisario más leal a la Embajada en Rabat para proteger a Sánchez

Marlaska Guardia Civil
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (Foto: Europa Press)

Moncloa afirma que el móvil de Pedro Sánchez ha sido infectado con el sistema Pegasus y no descarta que el autor del espionaje sea Marruecos. Y el ministro del Interior está dispuesto a garantizar los intereses de Sánchez por medio del envío de uno de sus comisarios más fieles en la condición de consejero de Interior a Rabat. Se trata del actual comisario de Extranjería y Fronteras, un cargo no excesivamente bien visto por Marruecos, pero sí por el Gobierno de España.

Ya no parece ninguna elucubración que Pedro Sánchez depende más de lo esperado de Marruecos. Y que la vulnerabilidad del presidente, que acaba de entregar el Sáhara a Rabat, ha quedado plasmada en los propios comunicados de Moncloa, admitiendo un posible espionaje a raíz de la crisis diplomática provocada por la entrada de Brahim Ghali en España.

Y, como Sánchez necesita gente fiel, Fernando Grande-Marlaska ha tomado cartas en el asunto. El objetivo es sustituir a Francisco Moñuz, actual consejero de Interior adscrito a la Embajada de España en Rabat, por Juan Enrique Taborda Álvarez, actual comisario general de Extranjería y Fronteras.

Se trata de uno de los cargos policiales más cercanos a Marlaska y uno de los comisarios mejor vistos por el Gobierno. De hecho, fue nombrado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez al frente de uno de los cargos más delicados para España: fue designado Comisario General de Extranjería y Fronteras en noviembre de 2018. Y al frente de ese cargo ha protagonizado episodios tan polémicos para el Gobierno como Arguineguín, los saltos a la valla masivos de Melilla, la invasión de 10.000 inmigrantes ilegales en Ceuta o las oleadas sin control de pateras en Canarias.

Los datos actuales de inmigración ilegal a las Islas Canarias, de hecho, dejan constancia de un área, el de extranjería, en la que la gestión se ha dictado directamente desde Moncloa. Y con resultados más que visibles.
Ahora, Marlaska quiere enviar a Taborda a ese cargo, altamente relevante para Pedro Sánchez.

El salto es igualmente llamativo por un segundo motivo. Este comisario general forma parte de la Junta de Gobierno de la Policía Nacional. Del grupo más cercano al director de la Policía Nacional, Francisco Pardo Piqueras, mando político de la máxima confianza del PSOE desde la época en la que ocupaba ya cargos en Defensa bajo mando de José Bono.
Esa Junta de Gobierno se compone de 15 mandos, contando con Pardo Piqueras, y se trata del organismo decisorio a todos los efectos policiales bajo el actual Gobierno.

Y allí figura Taborda en estos momentos. Se trata de una persona con experiencia: nacida en 1959. Que ingresó en la Policía Nacional en 1982 y ha desarrollado su carrera profesional tanto en el área operativa como de gestión. Fue nombrado Comisario General de Extranjería y Fronteras en noviembre de 2018, es decir, después de la llegada de Pedro Sánchez al poder fruto de la moción de censura de mayo-junio de 2018 contra Mariano Rajoy.

Lo último en España

Últimas noticias