Caso Púnica

Marjaliza lanza una nueva oleada de ataques contra Granados sin aportar documentos

Francisco Granados entrando a la Audiencia Nacional. Foto: FRANCISCO TOLEDO
Francisco Granados entrando a la Audiencia Nacional. Foto: FRANCISCO TOLEDO

El presunto cerebro de la trama Púnica, el constructor David Marjaliza, ha declarado este lunes antes el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, tras haber sido citado a declarar por la última tanda de documentación aportada en relación al pago de prebendas y comisiones a cambio de adjudicaciones en municipios madrileños como Valdemoro.

OKDIARIO ha podido saber que el cabecilla de la trama de corrupción ha lanzado una nueva oleada de ataques contra el ex dirigente del PP madrileño Francisco Granados, sin aportar ni un solo documento que certifique dichas acusaciones.

El empresario ha aportado un archivo que consta de “más de mil folios”, que fue entregado a las partes “con un tiempo prudencial para su examen”, y ha presentado como “pruebas incriminatorias” billetes de avión, tickets de relojes de lujo o reservas en hoteles. Sin embargo, ninguno de estos resguardos estaba a nombre de Granados. Las partes personadas han cuestionado cómo podía atribuir dichas compras al antiguo secretario general del PP de Madrid si su nombre no constaba en ninguno de los documentos aportados.

El que fuese socio de Granados ha contestado tajante: “Porque te lo estoy diciendo yo”. Y con una “actitud de prepotencia” -según fuentes presenciales-, ha desafiado a los allí presentes animándoles a que “demuestren lo contrario”. El letrado, por alusiones a su defendido, ha sugerido que “para acusar a una persona ante el juez se necesitan pruebas”.

Guion estudiado

Sin embargo, Marjaliza llevaba el “guion muy bien estudiado” y ha evitado contestar a las preguntas sobre “los más de mil folios de documentos” durante el interrogatorio donde iba a ser cuestionado por primera vez por las partes. Ha alegado que “no va a contestar a nada que perjudique a su familia”. Y añadía: “Ni sobre testaferros, ni sobre mis empresas”.

Las mismas fuentes aseguran que el plan que tenía trazado el empresario era aludir a temas de actualidad con gran repercusión mediática -como el caso del chófer de Luis Bárcenas y el ex comisario Villarejo-, para que “los medios de comunicación enfocaran sus declaraciones en esta temática”. Así lo ha hecho, y parece ser que le ha funcionado.

De esta manera, en su declaración ha implicado al antiguo secretario general del PP de Madrid en el caso Fondos Reservados; la operación  desarrollada por Interior entre 2013 y 2015 para destruir pruebas que perjudicasen al Partido Popular en el caso de su ‘caja B’. Marjaliza también ha asegurado que el comisario Villarejo ayudó a Granados y a él mismo cuando las autoridades suizas empezaron a investigar sus cuentas en ese país.

Marjaliza no ha respondido a todas las preguntadas realizadas por los letrados y deberá acudir a declarar en una fecha aún por concertar, dado que en la sesión de este lunes las partes no han terminado su interrogatorio.

Últimas noticias