Margallo se postula como presidente para un gobierno de coalición si C’S pide la cabeza de Rajoy

Exteriores-Margallo-ministro,
El ministro de Exteriores, Manuel García Margallo en una rueda de prensa.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha vuelto a repetir el mensaje que algunos altos cargos, diplomáticos y empresarios pudieron escuchar en enero y que provocó el enfado de buena parte de Moncloa. Margallo se postula como presidente de un gobierno de coalición con Ciudadanos en caso de que fracase la figura de Mariano Rajoy. El titular de Exteriores ha comentado en algunos cenáculos madrileños a diferentes círculos de poder que si obtienen una mayoría suficiente para conformar un gobierno de coalición con Ciudadanos y su líder, Albert Rivera, no quisiera a Rajoy como presidente, él podría ser la figura de consenso que gobernara en una legislatura corta.

Según fuentes del PP, García-Margallo se muestra como una figura “independiente” y “respetada” que podría solucionar el conflicto con Cataluña. De este modo, el PP seguiría al frente del gobierno acompañado de la formación naranja en la Vicepresidencia. Rivera se niega a aceptar a Rajoy como presidente y señala, también en campaña, que “si el PP tiene otro candidato distinto a Mariano Rajoy, cambia todo”. Desde Moncloa y el propio presidente del Gobierno en funciones siempre han respondido a esta propuesta con un “no” invitando a Rivera a que mire “en su casa” y deje la de los demás tranquila.

Fuentes del PP comparten su enfado con OKDIARIO recordando que “no es la primera vez que escuchan estas informaciones y, además, contadas por los mismos periodistas”. En enero de este año, el titular de Exteriores acaparó algunas portadas por la pretendida ‘Operación Margallo’ que, en ningún caso, contó con el beneplácito de Moncloa ni con el de su amigo Mariano Rajoy, quien según aseguran se enfadó con el titular de Exteriores por aquellas informaciones.

Llama también la atención que a principios de este año, no era Ciudadanos la fuerza con la que buscaban dicho gobierno de coalición. Margallo hablaba de “facilitar un consenso con el PSOE”. Esta vez cambian a Pedro Sánchez por Albert Rivera. Una estrategia que el propio CIS avala haciendo factible esta semana el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos a los socialistas, que se verían relegados a la tercera posición. Lo cierto es que Margallo se incluye en las ‘quinielas’ periodísticas como hombre fuerte que sirva de nexo para las relaciones del Gobierno con Cataluña. El ministro entregó a Rajoy en otoño de 2014 su proyecto de reforma constitucional que, como él mismo cuenta, “no debe de ser interpretada como una cesión a las exigencias del actual gobierno de la Generalitat” y aseguró que serviría para resolver la ‘cuestión catalana’.

Margallo es uno de los pocos políticos de la Transición que aún está en activo y cumplirá el próximo 13 de agosto 72 años. El ministro contempla ahora su última oportunidad de cara a la sucesión tras las nuevas elecciones si el consenso requiriera relevar a su compañero al frente de la Presidencia. Otras fuentes apuntan por que ese sillón bien lo podría ocupar la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, con quien Margallo no comparte la misma sintonía. Ya en abril, y ante la pregunta de los periodistas, el titular de Exteriores reconoció que había “discrepancias” con un sector de ministros que respaldan a la vicepresidenta.

Margallo forma parte del conocido ‘G8’ entre los que se encuentran la ministra Ana Pastor o el dimitido ministro de Industria, José Manuel Soria, que desde la sombra "podrían estar ayudando a su amigo", según apuntan las mismas fuentes. Desde Moncloa niegan dichas informaciones asegurando que son “distracciones de campaña” y que no tienen tiempo para pensar en nada más que en ganar las elecciones. “Estamos volcados en explicar a los ciudadanos todo lo que hemos hecho hasta ahora y lo que supondría salirse de la senda del crecimiento que ha creado el gobierno de Mariano Rajoy”.

Últimas noticias