CATALUÑA

ERC y JXCat agotan todas las vías de negociación y acercan al Govern al precipicio

Mañana lunes, a primera hora, JXCat tiene previsto aprobar la pregunta que realizará a sus bases para decidir si rompe el pacto o no

Aragonés destituye al vicepresident Jordi Puigneró de JXCat tal como ha avanzado OKDIARIO

JXCat
Pere Aragonès (ERC) y Jordi Puigneró (JxCAT). (Foto: Europa Press)
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El tiempo para salvar el Govern se agota. Conscientes de ello, los dos socios separatistas de la coalición han buscado a lo largo de este domingo un acuerdo de mínimos imposible de alcanzar entre actos oficiales de unos y otros coincidiendo con el concurso de castells de Tarragona. El president Pere Aragonés y el secretario general de JXCat, Jordi Turull, se han reunido con la voluntad de acercar posiciones. Pero el resultado ha sido todo lo contrario. Preguntados por qué ven más factible, a última hora de la jornada, fuentes de ambos partidos coincidían en que «se acerca la hora de romper». La duda ahora es cuándo y cómo se escenifica.

La semana pasada, durante la reunión extraordinaria del Govern, Aragonés dio un plazo de 48 horas a sus socios para decidir qué querían hacer respecto a seguir o no en el gabinete. Dicho plazo quedó interrumpido, tras la destitución del ya ex vicepresident Jordi Puigneró, y el anuncio por parte de JXCat de que iban a remitir una nueva propuesta al president. El documento llegó el viernes al Palau de la Generalitat con un nuevo plazo, en este caso puesto por Junts, y que finaliza este domingo por la noche. Sin acuerdo, mañana, la dirección aprobará la consulta a sus bases para que decidan si rompen o no.

Ni en el Palau de la Generalitat, ni en las sedes de Esquerra Republicana y Junts per Catalunya, son optimistas con revertir la situación a lo largo de esta madrugada. Con acusaciones cruzadas entre ambas formacions, unos acusando a sus socios de inmovilistas y los otros de no querer alcanzar un acuerdo, la solución que cobra más fuerza para zanjar esta crisis política e institucional es la ruptura. La última propuesta de JXCat, la que este domingo ha trasladado su secretario general Jordi Turull a Aragonés, es considerada «inasumible» por parte del jefe del ejecutivo regional.

Entre las demandas iniciales que Turull llevaba en la carpeta con la que ha acudido a la reunión con Aragonés, y con las que pretendía partir la negociación, había la restitución del ex presidente de la Generalitat Jordi Puigneró -destituido por parte del president el pasado miércoles por desleal-. Además, los junteros, exigen hacer del llamado Consell por la República-que controla Carles Puigdemont- el centro del espacio de coordinación estratégica independentista y cumplir con los tres acuerdos del pacto de investidura: coordinación en el Congreso, recuperar el espacio estratégico y que en la mesa de diálogo con el Gobierno sólo aborde la amnistía y la autodeterminación.

Lo último en España

Últimas noticias