Presos etarras

El jefe de ETA Josu Ternera en libertad bajo control judicial

Tiene que entregar su pasaporte, no podrá salir de Francia y deberá fichar una vez por semana en una comisaría del centro de París.

El dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, ha quedado este miércoles en libertad bajo control judicial por decisión del Tribunal de Apelación de París.

Urrutikoetxea, que fue detenido en mayo en los Alpes franceses, tiene que entregar su pasaporte, no podrá salir de Francia y deberá fichar una vez por semana en una comisaría del centro de París. Este miércoles sus abogados han exigido su puesta en libertad por problemas de salud, ya que el preso debe ser operado de la próstata, que finalmente le ha sido concedida.

Josu Ternera fue condenado en rebeldía en el país galo en 2010 a siete años de prisión como dirigente de ETA. Este miércoles ha comparecido ante Tribunal de Apelación de París, donde recurrió la pena después de ser arrestado en la operación ‘Infancia robada’ desarrollada por el DGSI y la Guardia Civil. Ante la enfermedad que sufre y el hecho de que vaya a ser intervenido quirúrgicamente de la próstata, el Tribunal ha decidido su puesta en libertad bajo medidas cautelares.

Urrutikoetxea tendrá que volver a ponerse en manos de la Justicia francesa el próximo 28 de junio. El Tribunal Correccional analizará entonces otra condena de ocho años de cárcel que se le impuso también en rebeldía cuando se encontraba en la clandestinidad, en su calidad de jefe político de ETA.

Josu Ternera queda en libertad este miércoles, 19 de junio, en el 32º aniversario de la matanza de Hipercor de Barcelona que dejó 21 muertos y 45 heridos. Este atentado se produjo en 1987, cuando Ternera el máximo mandatario de la banda terrorista ETA.

Detenido en mayo

Su detención se produjo el pasado 16 de mayo en la localidad de Sallanches, en los Alpes franceses. Llevaba prófugo de la Justicia desde 2002, año en la que protagonizó su última aparición pública, en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la capital suiza.

‘Josu Ternera’, nacido en Miravalles (Vizcaya) el 24 de diciembre de 1950, residía hasta el día de su detención cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia, una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno.

El etarra estaba considerado, al igual que José Ignacio de Juana Chaos, como uno de los históricos miembros de la banda huidos. Vinculado con todos los intentos de negociación desarrollados por la banda terrorista, fue el protagonista del comunicado de mayo del pasado año en el que ETA anunció su disolución.

Con ‘Josu Ternera’ cayó el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones, incluido la de negociador en los fallidos procesos de diálogo con el Gobierno.

Hace ahora un año, el 3 de mayo de 2018, Urruticoetxea prestó su último servicio a la banda terrorista al participar junto a Soledad Iparragirre, ‘Anboto’, en el vídeo en el que ETA certificó su desaparición. En concreto, insertaron sendos audios de estos dos veteranos terroristas.

Lo último en España

Últimas noticias