Entrevista en TVE

Irene Montero pelotea a su pareja Iglesias que la colocó como ministra: «Su labor está siendo encomiable»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha deshecho en elogios hacia el vicepresidente Pablo Iglesias al que le ha reconocido una labor «encomiable» a pesar de que «la derecha lleve semanas llamando a la insubordinación del Ejército».

Montero ha aprovechado una entrevista en Los Desayunos de TVE para defender al vicepresidente, que además es su pareja, en la televisión pública financiada por todos los españoles.

«La extrema derecha y el PP, que es como la extrema derecha, llevan semanas en una política de crispación y odio evidente. Hay que decirle a la derecha cuatro verdades a la cara. Llevan semanas diciendo que el Ejército debería actuar», ha añadido la ministra.

Su discurso está enmarcado en la tensa situación que se vivió este jueves en la Comisión de Reconstrucción entre Iglesias y el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. En la misma el vicepresidente aseguró que el partido de Santiago Abascal sería capaz de «dar un golpe de Estado pero no se atrevían».

Lejos de intentar calmar la crispación política, Irene Montero ha aprovechado su intervención en la cadena pública para ahondar aún más en las declaraciones de Iglesias y asegurar que «la derecha lleva semanas llamando a la insubordinación del Ejército». La ministra considera que la afirmación de Iglesias sobre Vox son las correctas y que «la labor del vicepresidente segundo está siendo encomiable».

De esta manera, la ministra continuaba con el ataque a la derecha a la que han acusado de «llamar a la insubordinación» en varias ocasiones durante los últimos días. Iglesias acusó al Partido Popular de haber hecho un llamamiento de estar características a las Fuerzas Armadas durante el pleno celebrado el pasado miércoles. Desde ese momento, Podemos ha usado estos términos para abroncar a la oposición.

Con pulsera republicana

Pero la aparición de la ministra en la televisión pública ha estado marcada por algo más que sus declaraciones. Montero ha decidido aparecer en su intervención con una pulsera con la bandera republicana en su muñeca.

Tanto Irene Montero como Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, y otros dirigentes de Podemos siempre han arremetido contra aquellos «patriotas de pulsera» que se enorgullecen de llevar la bandera de España en la muñeca. Este viernes la ministra de Igualdad no ha dudado en lucir pulserita con bandera, pero no de la enseña constitucional, como ministra del Gobierno del Reino de España.

La dirigente de la formación morada reivindicó la II República el pasado 14 de marzo, aniversario de su proclamación. «Gracias a los millones de hombres y mujeres que pusisteis el cuerpo para defender nuestra mejor tradición democrática, popular, para la libertad y la fraternidad. Hoy sabemos, como supisteis, que sólo en común es posible vivir. Porque fueron, somos», afirmó Irene Montero en un mensaje colgado en su perfil de Twitter.

Bronca en la Comisión

«Aunque a veces parezca que más quieren dar un golpe de Estado que proteger la democracia española estoy dispuesto a dialogar con cualquiera». Estas fueron las palabras del vicepresidente Pablo Iglesias que caldearon el ambiente en apenas unos segundos en la Comisión celebrada en el Congreso de los Diputados.

La alusión provocó la reacción inmediata de Espinosa de los Monteros, quien pidió al presidente de la Comisión, el socialista Patxi López, que tomase «cartas en el asunto». «Acaba de decir el ponente que nuestro grupo parlamentario parece que quiere dar un golpe de Estado. Es una manifestación absolutamente intolerable, que falta a la verdad y que es tremendamente ofensiva para nuestro grupo parlamentario y los cuatro millones de personas que le han votado», afeó el diputado Iván Espinosa de los Monteros.

López, en lugar de llamar al orden a Iglesias por sus afirmaciones, salió en defensa del dirigente podemita: «Ha dicho que ‘parece que’, no que vaya a dar un golpe de Estado. No tiene la misma categoría», defendió opinando también que «aquí alguno tiene la piel muy fina».

«Ya sé que a veces no nos gusta escuchar algunas cosas, pero eso significa también libertad de expresión. Tener que escuchar lo que alguno no quiere escuchar. Le preguntaré al vicepresidente si quiere retirar esas palabras», añadió.

Iglesias, que pudo haber rectificado, decidió reafirmarse en su acusación y mientras Espinosa de los Monteros abandonaba la sala le gritó con tono chulesco: “Cierre la puerta al salir”.

«Hijo de un terrorista»

Este miércoles, la sesión de control en el Congreso ya evidenció el choque total entre el Gobierno y la oposición. La portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, se enfrentó a Iglesias en un durísimo rifirrafe en el que afirmó que el líder podemita «es el hijo de un terrorista».

«Usted acaba de cometer un delito aquí. Solo alguien con títulos nobiliarios es capaz de creerse con la impunidad de poder llamar terrorista a alguien y que le salga gratis», le avisó Iglesias, quien afirmó que pedirá a su padre, Francisco Javier Iglesias, que ejerza «las acciones oportunas».

El enfrentamiento se produjo después de que Iglesias se hubiese referido insistentemente a la portavoz ‘popular’ como «marquesa».

Lo último en España

Últimas noticias