Vara llamó a Susana para comunicarle que se embarcaba en el nuevo proyecto de Sánchez

Guillermo Fernández Vara
El presidente de la Junta de Extremadura y secretario general del PSOE regional, Guillermo Fernández Vara. (Foto: Efe)

El socialista Guillermo Fernández-Vara telefoneó a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para comunicarle que había aceptado la oferta de Pedro Sánchez para presidir el consejo de política federal que ella lideraba. La andaluza, por su parte, consideró la oferta de Sánchez como un gesto positivo y le animó en su nueva andadura.

El propio Vara ‘quitó hierro’ a esta llamada asegurando que «hablo mucho con todos mis compañeros y por supuesto, también con Díaz». Pero lo cierto, es que desde la federación andaluza se han sentido incomunicados estos días asegurando que se enteraron de los nombramientos de la nueva Ejecutiva de Sánchez «por la prensa».

«Mi secretario general, mi compañero Pedro (Sánchez), tiene libertad para rodearse de aquellos compañeros y compañeras que desee», dijo Díaz esta semana. La andaluza no tiene ninguna intención de plantar cara a Sánchez en el Congreso Federal y la frase que repiten como un mantra en la federación andaluza es que a Sánchez «se le deje hacer» para no mostrar confrontación y ayudar a «coser».

En privado sostienen que esta estrategia también responde a dejar que Sánchez decida «su camino» por su cuenta para que nadie puede achacarles sus errores ni que desde Ferraz se puedan escudar en la «tensión» con los ‘barones’ ni con ningún territorio. Vía libre para Sánchez este fin de semana. Con este mensaje, los socialistas consultados prevén un ‘cónclave’ tranquilo e insisten en que «si arrimamos el hombro entre todos, el PSOE volverá a gobernar».

Tudanca presidirá el Congreso

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, será mañana elegido para presidir el Congreso Federal de su partido, en el que se debatirán las ponencias y se elegirá a los integrantes de la Comisión Ejecutiva que arropará al líder Pedro Sánchez.

«Me siento tremendamente honrado con la propuesta y espero merecer mañana la confianza de mis compañeros», dijo Tudanca en un comunicado. La plurinacionalidad del Estado, la abstención en la investidura de Rajoy, las primarias a dos vueltas o la transición ecológica de la economía son algunos temas que debatirán los socialistas en el 39 congreso federal, sobre el que planeará la futura relación con Podemos.

 

Dentro de lo que será la agenda del congreso, los delegados debatirán hasta las 6.743 enmiendas presentadas al documento que saldrá del cónclave. Ese documento incluirá los elementos básicos del proyecto «Por una nueva socialdemocracia» con el que Pedro Sánchez recuperó la secretaría general en las primarias del pasado 21 de mayo y que dotarán al partido de una nueva orientación estratégica, ideológica y política.

Algunos de los temas destacados del debate que afrontan los socialistas este fin de semana son:

Redefinir la socialdemocracia

Por primera vez, el PSOE adquirirá en este congreso un distanciamiento crítico con la socialdemocracia y el socialismo español de los últimos tiempos, por haber renunciado a desarrollar un proyecto propio frente al modelo neoliberal imperante.

Aunque los socialistas se reafirman en que los principios que les guían siguen siendo los de siempre: igualdad, libertad y solidaridad, introducirán como un nuevo principio básico del socialismo democrático la «sostenibilidad ambiental».

Interpretación de las elecciones

La interpretación de los resultados electorales del PSOE ha sido uno de los motivos de discrepancia entre Sánchez y sus adversarios durante los últimos tres años, ya que estos le responsabilizaban de las derrotas; incluso su principal rival en las primarias, Susana Díaz, hizo de ello uno de los ejes de su campaña, mientras que el ‘sanchismo’ pone el acento en los 4,5 millones de votos perdidos por Zapatero.

En el 39 Congreso, los ‘sanchistas’ pretenden situar en el año 2011 el declive electoral del PSOE, suprimir la referencia que contenía el documento elaborado por la gestora a las derrotas históricas de 2015 y 2016 y que se reconozca que en esos comicios los socialistas evitaron el ‘sorpasso’ de Podemos. Se trata de eliminar del documento que elaboró la gestora la idea de que «tras abandonar el gobierno a finales de 2011 el PSOE ha encadenado los dos peores resultados de su historia en las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016», con Pedro Sánchez de candidato.

La abstención en la investidura de Rajoy

Una de las principales incógnitas es si el 39 Congreso del PSOE mostrará inequívocamente su rechazo a la decisión de abstenerse para permitir la investidura de Mariano Rajoy.

Aunque se han presentado enmiendas que proponen «pedir perdón» por esa decisión, la posición que se perfila mayoritaria es la de criticar la abstención como una posición que «se limitó a dejar el camino expedito al PP en unos momentos en que los españoles están especialmente sensibilizados ante las agresiones sociales y laborales, y los escándalos de corrupción que azotan al PP, sin olvidar la crisis territorial que se sufre en Catalunya».

No obstante, en las últimas horas en el entorno de Pedro Sánchez se han mostrado dispuesto a no incidir en este asunto: «no lo veo necesario, ese tema está resuelto en las primarias del 21 de mayo y no creo que haya que subrayar lo más», ha dicho eta mañana el próximo secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, en una entrevista en RNE.

Plurinacionalidad

En política territorial, los socialistas se reafirmarán en su apuesta por el federalismo y en el consenso que alcanzaron en la Declaración de Granada de julio de 2013 para la reforma federal de la Constitución.

El debate radicará en torno a la propuesta de Sánchez de «perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado» en el marco de esa reforma, que implica cambiar el artículo 2 de la Constitución.

Buena parte del PSOE rechaza el concepto de plurinacionalidad y considera que está fuera de la Declaración de Granada, mientras que en sintonía con ese planteamiento se sitúan el líder del PSC, Miquel Iceta, la de los socialistas vascos, Idoia Mendia, y la presidenta balear, Francina Armengol, cuya federación llevará una enmienda que aboga por «federalizar» España, «nación de naciones», y reformar la Carta Magna para encontrar «un encaje federal para Cataluña, encaje que permita reconocer el carácter plurinacional, pluricultural y plurilingüe de España».

Modelo de partido

Aunque el 39 Congreso prevé celebrar una Conferencia de Organización y Estatutos en el plazo máximo de un año para adaptar los estatutos y reglamentos socialistas al nuevo modelo de partido que defiende Pedro Sánchez, sí que incorporará en su documento marco algunas propuestas emblemáticas de Sánchez en el ámbito orgánico.

Estas son: que la revocación o censura de un secretario general sea motivada y acordada por un mínimo del 51 % de votos del Comité Federal (u órgano equiparable a otro nivel territorial) y que sea aprobada por la militancia en una consulta; la obligatoriedad de consultar a la militancia los acuerdos de gobierno y fijar un plazo máximo de 90 días para los mandatos de las gestoras.

Lo último en España

Últimas noticias