Juicio del 'procés'

El golpista Junqueras saldrá de prisión 3 días por semana sin cumplir una cuarta parte de la condena

La Junta de Tratamiento Penitenciario de Lledoners, que depende de la Generalitat de Torra, ha concedido al ex vicepresidente de la Generalitat y al ex consejero de Exteriores, Raül Romeva, el mismo permiso del que ya disfrutan Forcadell, Forn, Sánchez y Cuixart.

(Vídeo: OKDIARIO)
  • J. Guirado y M. Jamardo

El ex vicepresidente del Govern de Cataluña, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión por abanderar el golpe de Estado en Cataluña en otoño de 2017, volverá a disfrutar de la libertad en los próximos días pese a que no ha cumplido ni una cuarta parte de su condena. La Junta de Tratamiento Penitenciario de la prisión de Lledoners, que depende de la Generalitat presidida por el inhabilitado Quim Torra, ha confirmado este jueves que el líder de ERC saldrá de la cárcel tres días por semana, durante seis horas, para trabajar. La decisión responde, nuevamente, a la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario que permite flexibilizar el cumplimiento de la pena a los presos clasificados en segundo grado.

La decisión de la Junta de Tratamiento de la cárcel donde Junqueras cumple la pena por sedición impuesta por el Supremo, puede ser recurrida por la Fiscalía. Sin embargo, esta posibilidad no impide que el republicano se beneficie de su excarcelación de manera inmediata, durante 3 días a la semana en los que sólo tendrá que volver a la cárcel a dormir, como ya sucedió hace unas semanas en el caso de los ‘Jordis’ -Jordi Sànchez y Jordi Cuixart- o la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Todos los separatistas catalanes condenados en firme por organizar el referéndum ilegal del 1-O, fueron clasificados en segundo grado, una vez el Supremo les notificó la sentencia, requisito imprescindible para optar al régimen de semilibertad del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario. Sus abogados comenzaron a tramitar las solicitudes para que por razones de trabajo o voluntariado, como exige la ley, pudiesen disfrutar del mismo beneficio que se les ha aplicado anteriormente a Sànchez, Cuixart y Forcadell.

La Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Consejería de Justicia en manos de la consejera Ester Capella, miembro de ERC como Junqueras, confirmaba el pasado mes de enero el segundo grado penitenciario tanto a Junqueras como a Romeva y hoy ha comunicado la resolución de la Junta de Tratamiento al juzgado de vigilancia penitenciaria. Será el órgano judicial el que tenga la última palabra en la aplicación del artículo 100.2 al ex vicepresidente y al ex consejero de Asuntos Exteriores de la Generalitat, respectivamente. Y una vez haya escuchado la postura de la Fiscalía que, hasta el momento, se ha opuesto a todas las salidas concedidas a los golpistas.

La decisión judicial definitiva sobre ambos políticos podrá ser, a su vez, recurrida en última instancia ante la Audiencia Provincial de Barcelona. 

Con esta nueva decisión, sólo queda pendiente la decisión sobre los exconsejeros Josep Rull y Jordi Turull, ambos miembros del partido de Puigdemont. El resto de los condenados por sedición ya disfrutan del régimen flexible del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario.

Carme Forcadell (11 años y 6 meses de cárcel por sedición) y Dolors Bassa (12 años de condena por sedición y malversación) salen en libertad para cuidar de sus madres. El exconsejero de Interior Joaquim Forn (en la cárcel durante 10 años y 6 meses por sedición) en semilibertad para trabajar en la Mediapro de Roures. El líder de la entidad separatista Òmnium Cultural, Jordi Cuixart (9 años de prisión por sedición), pasa el día en su empresa de embalajes y Jordi Sànchez, ex presidente de la ANC y con idéntica condena al anterior, presta labores de voluntariado en una fundación barcelonesa.

Lo último en España

Últimas noticias