En protesta por el juicio al procés

El Gobierno de Torra hará huelga el jueves y sólo trabajará un consejero para hacer el seguimiento del paro

govern
Elsa Artadi y Pere Aragones en rueda de prensa. Foto: Europa PRess

Así lo ha explicado tras la reunión del Govern el consejero de Interior, Miquel Buch, que ha ejercido excepcionalmente de portavoz, en sustitución de la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, que se ha desplazado a Madrid para seguir desde el Tribunal Supremo la declaración de su antecesor, Jordi Turull, juzgado por el 1-O.

Buch ha subrayado que el Govern “respeta el derecho a la huelga de los catalanes” y, en el caso de la huelga general contra el juicio del 1-O convocada por el sindicato Intersindical-CSC, los miembros del ejecutivo catalán son aún “más sensibles”.

Por ello, se ha decidido “suspender la agenda política pública de todos los consejeros”, con la excepción del titular de Trabajo, Chakir el Homrani, que deberá “hacer el seguimiento” de la huelga a lo largo de toda la jornada, y del propio Buch, que tendrá que ocuparse de las posibles “emergencias” y cuestiones de seguridad.

Sin embargo, los miembros del Govern no prevén participar en las movilizaciones soberanistas convocadas para ese día, ha precisado.

Según Buch, a pesar de los viajes de consellers a Madrid para asistir al juicio del 1-O -este martes se encuentran en el Supremo tanto Artadi como el titular de Acción Exterior, Alfred Bosch-, el Govern “en ningún caso desatiende sus obligaciones y compromisos”.

“El Govern no se ha detenido”, ha recalcado Buch, que ha negado que el desarrollo del juicio esté afectando al “día a día” del ejecutivo catalán.

Por otra parte, Buch también se ha referido a la polémica entre el Gobierno y la Generalitat por la decisión del Ministerio de Interior de denegar el permiso para salir de España a los escoltas del presidente catalán, Quim Torra.

Para Buch, se trata de una “decisión incomprensible” basada en “cuestiones más políticas que policiales o profesionales”.

Ha recordado que para el 4 de marzo hay convocada una reunión de la comisión mixta de seguridad de Cataluña, y el Govern había pedido posponer hasta esa fecha el “cambio de criterio” sobre los escoltas, a la espera de recibir las explicaciones del Ministerio, pero su petición no ha sido atendida.

Por otro lado, después de que este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acusara al independentismo de sentir “pavor a sentarse a dialogar“, Buch lo ha instado a “no mentir” porque “quien se levantó de la mesa fue el Gobierno español”.

“Estamos sentados esperando a que vuelvan los representantes del Gobierno español a la mesa del diálogo”, ha destacado.

Buch también ha comentado que tanto Torra como los consejeros del Govern participarán en los actos del Mobile World Congress (MWC) a los que sean invitados.

Torra se encontrará, por lo tanto, al Rey en la cena de bienvenida del Mobile, este domingo en Barcelona.

Según Buch, el presidente saludará a Felipe VI, aunque no participará -como tampoco lo hará la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau- en el tradicional besamanos.

“Somos personas educadas, no tenemos ningún problema en saludarnos”, ha puntualizado Buch, que ha aclarado sin embargo que Torra no prevé seguir “la forma tradicional” del besamanos, por lo que su encuentro con el Rey se asemejará al que protagonizaron en junio en la inauguración de los Juegos Mediterráneos en Tarragona.

Entonces, Torra escenificó su ruptura con el Rey, al no recibirle a su llegada, aunque sí le entregó luego un libro de fotos sobre el 1-O y un informe del Síndic de Greuges sobre esa jornada.

Últimas noticias