El Gobierno envía mails a los funcionarios pidiendo usar mascarillas mientras elimina su obligatoriedad

Funcionarios mascarillas

El Gobierno elimina la obligatoriedad de las mascarillas. Las empresas piden más aclaraciones sobre su uso en las oficinas. Y el mismo Ejecutivo que acaba con la exigencia de llevarlas en interiores se dedica a enviar mails a los funcionarios recomendando que usen las mismas mascarillas que acaba de eliminar del listado de deberes.

Un mail ha terminado de irritar a los funcionarios públicos. Un mail remitido a los empleados públicos y al que ha tenido acceso OKDIARIO donde se pide que se use en las oficinas públicas el mismo mecanismo de prevención frente al Covid que el Gobierno dice que ya no es obligatorio usar.

“Buenos días: Os remito tanto el correo de SS.CC. TGSS, con las recomendaciones, así como las aclaraciones al mismo del Director Provincial de TGSS de Madrid”, señala el mail. El texto de ese correo electrónico explica que se remite “para conocimiento de toda la plantilla, instrucciones dictadas por el Secretario General sobre el asunto de referencia, a todas las Direcciones Provinciales. Creo que son de por sí suficientemente explícitas y no precisan de mayores aclaraciones. No obstante, cualquier duda que pueda suscitarse, deberá canalizarse a través de los respectivos responsables (Subdirectores Provinciales, Directores de Administración y Jefes de URE) al Servicio de Prevención, quien decidirá lo que proceda en el más breve espacio de tiempo posible”.

El mail se refiere, precisamente, al uso de las mascarillas: “Confío en que el conjunto de la plantilla, que durante los dos últimos años ha demostrado un grado de responsabilidad y compromiso con el servicio público encomiables, seguirá las recomendaciones del Secretario General respecto del uso de los medios de protección individual, tanto en beneficio propio, como de los compañeros y del público que visita nuestras oficinas”, apunta el texto.

El mail recuerda que “el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto por el que las mascarillas dejan de ser obligatorias en interiores, con efectos del miércoles día 20 de abril”. Que, “según el mismo, en el entorno laboral, con carácter general, no resultará preceptivo el uso de mascarillas. No obstante, los responsables en materia de prevención de riesgos laborales, de acuerdo con la correspondiente evaluación de riesgos del puesto de trabajo, podrán determinar las medidas preventivas adecuadas que deban implantarse en el lugar de trabajo o en determinados espacios de los centros de trabajo, incluido el posible uso de mascarillas, si así se derivara de la referida evaluación”.

Chocante recomendación

Por ello, precisamente, “se recomienda un uso responsable de la mascarilla en los espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan o permanecen un tiempo prolongado, como puedan ser las oficinas de atención al ciudadano”. Es más, “a efectos de que en toda la administración de la Seguridad Social se actúe de forma similar, sin perjuicio de que los servicios de prevención a nivel provincial puedan determinar las medidas que procedan, derivadas de la citada evaluación de los puestos de trabajo, se proponen las siguientes medidas con carácter general”.

Entre esas recomendaciones figura la adopción de “cuantas medidas sean necesarias para que la ventilación sea la adecuada a estas circunstancias, tal y como se viene realizando hasta ahora”; que se procure “mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros”; que se eviten “las aglomeraciones e interacciones numerosas en los puestos de trabajo, utilizándose las salas habilitadas a tal fin”; que se “permita el uso voluntario de mascarilla en el puesto de trabajo, como hasta ahora, para todos los empleados, suministrándose con el mismo procedimiento actual”; que se haga lo mismo con “el uso voluntario de mascarilla para las personas vulnerables en su puesto de trabajo”; y que se recomiende “el uso de mascarilla para el personal que trabaja atendiendo al público así como en ascensores, trayecto en coches oficiales, salas de reuniones, comedores/cafeterías, aulas, subastas y toda clase de eventos organizados en lugares de trabajo”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, se ha dirigido ya formalmente a los comités de seguridad y salud en el trabajo reclamando su reunión urgente para evaluar los riesgos y regular el uso o no de mascarillas en el ámbito laboral.

CSIF critica la falta de concreción con respecto a las mascarillas y señala que echa “en falta un plazo lógico para una mejor organización y evaluación de riesgos de cada puesto de trabajo a la hora de mantener o no el uso de las mascarillas”. “Desde nuestra responsabilidad en los servicios de prevención vamos a ser rigurosos y extremar la precaución para garantizar que el uso o no de mascarillas se realice de manera responsable, manteniendo las medidas de separación y ventilación de espacios” señala CSIF.

Lo último en España

Últimas noticias