La Fundación Franco pedirá al juez la inhabilitación de los cargos que se “colaron” en la Basílica Del Valle

Valle de los caídos Fundación Franco
Sanchez envió a dos de sus más altos cargos al Valle de los Caídos

La intrusión de los altos cargos enviados por Pedro Sánchez a la Basílica del Valle de los Caídos desvelada por OKDIARIO la pasada semana se puede volver en contra de los intereses del presidente del Gobierno. Si había pocas posibilidades de llegar a un acuerdo con la familia, la entrada sin permiso en la Basílica donde se encuentran los restos mortales del dictador Franco ha terminado de disparar la tensión.

Los benedictinos de la Basílica afirman –como adelantó OKDIARIO– que los dos subsecretarios de Pedro Sánchez –la de Justicia y el de Presidencia– se colaron sin avisar y sin permiso del prior para empezar a planificar los detalles de una exhumación que no está pactada aún. Y la Fundación Franco directamente pide la inhabilitación de la subsecretaria de Justicia, una de las presentes tal y como reveló la fotografía hecha pública por este diario, y que, encima, resulta que es la persona supuestamente independiente que tramita el expediente de exhumación.

Los monjes aseguraron que la visita se realizó un día que la Basílica Pontificia estaba y debía permanecer cerrada

La Fundación Franco señala en un comunicado remitido a instancias oficiales que “el pasado día 1 de octubre de 2018 la subsecretaria de Justicia e Instructora de este expediente [de exhumación], Cristina Latorre, a la que tengo el honor de dirigirme, y el subsecretario de Presidencia, Antonio Hidalgo, visitaron la Basílica del Valle de los Caídos junto al Gerente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional y al delegado de Patrimonio Nacional en San Lorenzo de El Escorial para ver cómo llevar a cabo la exhumación del cadáver embalsamado del Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde”.

Los equipos jurídicos de la Fundación Franco destacan que “la visita acabada de exponer se ha efectuado sin el conocimiento de los benedictinos, quienes entienden que se les debería haber pedido permiso por ser los que gestionan el culto en la basílica, manifestando en un comunicado que la citada visita “se ha realizado en un día en que esta Basílica Pontificia estaba y debía permanecer cerrada", y que se hizo "sin ningún tipo de conocimiento, advertencia previa ni preceptiva autorización por parte de su Rector, contrariamente a lo que ha venido sucediendo a lo largo de sus sesenta años de historia".

Desde la propia Basílica se ha confirmado que ni el prior ni ninguno de los monjes se ha reunido con las personas que visitaron la Basílica, “haciendo constar que tuvieron conocimiento de la misma por las informaciones de la prensa”, en concreto por OKDIARIO.

La Fundación ve "parcialidad" en la subsecretaria de Justicia

Por todo ello, la Fundación Franco considera que no puede continuar al frente del expediente de exhumación una persona como Latorre por haber demostrado su “parcialidad”: “Ya el 1 de octubre de 2018 se instó formalmente la recusación de la Instructora del expediente, doña Cristina Latorre Sancho, Subsecretaria de Justicia y persona de máxima confianza -más allá de las razones ideológicas- de la Ministra de Justicia, por tener interés personal en la exhumación del Jefe de Estado español, de 1939 a 1975, en tanto en cuanto queda patente su intención y deseo de satisfacer política y funcionalmente a su superiora jerárquica”.

Y, tras el nuevo capítulo de intrusión sin permiso en la Basílica, la Fundación asegura que es “indiscutible que la instructora carece de la objetividad e imparcialidad necesaria para encausar e ilustrar este expediente, toda vez que ya tiene decidida de antemano la exhumación y cuya llevanza técnica fue a corroborar en la visita del pasado 1 de octubre a la que hemos hecho referencia”.

La reacción se ha desatado, de este modo, después de que este diario publicase la instantánea que reflejaba la entrada de altos cargos enviados por el presidente Sánchez sin permiso de los benedictinos para empezar los preparativos de la exhumación. El día elegido para esta incursión fue, además, el pasado 1-O, mientras la situación en Cataluña se transformaba en un enfrentamiento abierto de los golpistas contra los Mossos. En esa fecha, tal y como revelaron las fotos logradas en exclusiva por OKDIARIO, el presidente envió a dos de sus más altos cargos al Valle de los Caídos para acelerar como fuese la salida de los restos de Francisco Franco y extender una nueva cortina de humo que distraiga la atención del fuerte agravamiento de los ataques de los separatistas en Cataluña.

El presidente del Gobierno ordenó desplazarse ese día a la Basílica del Valle a dos subsecretarios clave del Ejecutivo: a la de Justicia, Cristina Latorre Sancho, y nada menos que al de Presidencia, Antonio Hidalgo.

Lo último en España