Fernando Grande-Marlaska señala al Ministerio de Sanidad: no aportó datos para suspender el 8M

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que participó en la manifestación del 8M en Madrid ha sostenido los mismos argumentos que su compañera del Consejo de Ministros, la podemita Irene Montero, para justificar que se congregara a 120.000 personas en el centro de la capital en plena expansión del coronavirus. Marlaska ha dicho que no existía «circunstancia» ni dato aportado por las autoridades Sanitarias que aconsejaran las suspensión de las manifestaciones del Día de la Mujer. «No creo que este sea el momento de polemizar, y menos aún con eventos de esa trascendencia y relevancia», ha manifestado.

Marlaska, que aparece en primera línea sujetando la pancarta de las Mujeres del PSOE, acompañado Begoña Gómez –esposa de Pedro Sánchez–, la ministra de Economía, Nadia Calviño y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, ha asegurado que no existían datos ni información por parte del Ministerio de Sanidad que sugiriera de la suspensión de la cita feminista.

El resultado: Irene Montero, Carolina Darias, Carmen Calvo y Begoña Gómez, todas ellas han dado positivo por coronavirus y han tenido que guardar la correspondiente cuarentena. Lo cual demuestra que la de Madrid fue una bomba biológica que ayudó a propagar el virus. Como resultado, los dos ministros se han sacudido cualquier responsabilidad sobre la convocatoria de cientos de miles de personas a las manifestaciones del Día de la Mujer y señalan directamente al departamento de Salvador Illa: el Ministerio de Sanidad.

Durante una rueda de prensa telemática, Marlaska, siguiendo el camino marcado por el argumentario del Gobierno, que ha aplicado a rajatabla la podemita Montero, ha añadido que ese mismo domingo de marzo hubo en toda España una «pluralidad de actos públicos», ya que a las marchas del 8-M se unieron eventos deportivos o actos de partidos políticos «de todos conocidos», en clara referencia, sin citarle, al congreso de Vox en Madrid. Todos ellos se celebraran sin que existiera ninguna advertencia de parte de las autoridades médicas, ha subrayado.

«Llama la atención que únicamente se haga hincapié en el acto del 8M cuando ese día hubo más actos públicos, pero este no es el momento de polemizar», ha añadido Fernando Grande-Marlaska.

Preguntado por los hechos concretos que se están llevando a cabo por el Gobierno después de dos días escuchando que éste pide solidaridad para Madrid, Marlaska ha afirmado que desde el Ejecutivo se toman las medidas para que el conjunto de elementos a disposición de autoridades autonómicas sean puestas «en beneficio del bien común».

Siete millones de mascarillas

En este punto, ha apuntado que desde el pasado 10 de marzo el Gobierno ha repartido entre las comunidades autónomas casi 7 millones de mascarillas, de las que 2 millones han llegado a la Comunidad de Madrid.

En cuanto a la partida de test para detectar el coronavirus en pacientes que ha resultado defectuosa y ha sido devuelta, el ministro del Interior ha diferenciado la compra de este lote con el contrato-marco de más de 430 millones firmado este miércoles con entidades chinas que permitirán la llegada a nuestro país de más de 500 millones de máscarillas, 950 respirados y mas de 5 millones de test. «No tiene nada que ver una adquisición con otra», ha insistido.

Lo último en España

Últimas noticias