Félix Bolaños

Félix Bolaños: el ‘cerebro’ de la exhumación de Franco recibió una condecoración franquista

Pedro Sánchez
Félix Bolaños (primero por la izquierda) junto a Dolores Delgado.

Félix Bolaños, secretario general de la Presidencia del Gobierno y encargado de dirigir los trabajos para la exhumación de Franco, fue premiado con una condecoración creada en tiempos del dictador: la Cruz Distinguida de 2ª clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, que concede el ministerio de Justicia.

Se trata de una condecoración civil española que reconoce los méritos en la Administración de Justicia. Fue instaurada por decreto el 23 de enero de 1944, festividad de San Raimundo de Peñafort, patrón de los juristas y, desde entonces, se ha otorgado a numerosos juristas y profesionales vinculados al sector de la Justicia.

Hace unos meses, el Sindicato de Letrados de la Administración de Justicia reclamó a la titular, Dolores Delgado, la supresión de los símbolos franquistas del ámbito judicial empezando, precisamente, por dicha Orden.

«En el sector de la Administración de Justicia española perviven símbolos que tuvieron su origen en la dictadura franquista, y cuyo sentido no fue otro que la exaltación de los valores de dicho régimen», alegaban los secretarios judiciales. Según ellos, la citada Orden tiene la finalidad de «ensalzar los valores totalitarios y la concepción del derecho propia de la dictadura fascista implantada en España tras la Guerra Civil».

El Gobierno ya avanzó, a preguntas por escrito de Podemos en el Senado, que entre sus planes no estaba suprimir dicha condecoración.

«¿Va el gobierno a suprimir la Orden de la Cruz de San Raimundo de Peñafort por otro tipo de reconocimiento en su caso, civil, aconfesional y compatible con los valores y principios democráticos constitucionales y alejado de cualquier reminiscencia franquista?», trasladó el senador Joan Comorera (En Comú Podem) al departamento de Delgado. La respuesta fue rotunda: «En relación con el asunto interesado, se señala que entre las actuaciones previstas por el Ministerio de Justicia, no está la de suprimir o modificar la Orden de la Cruz de San Raimundo de Peñafort».

Bolaños es uno de los hombres de máxima confianza de Pedro Sánchez en La Moncloa y ha pilotado las largas negociaciones con la familia Franco.

Este jueves, fue uno de los tres representantes institucionales que presenciaron, desde lo alto de la escalera de la Abadía, cómo los familiares sacaban a hombros el ataúd del dictador y lo introducían en el coche fúnebre para trasladarlo hasta el helicóptero. Junto a él, la ministra Delgado y Antonio Hidalgo, subsecretario del ministerio de Presidencia.

Bolaños ha sido el coordinador, en la sombra, de los trabajos para la exhumación y posterior entierro del dictador. El encargado de asesorar a Sánchez durante todo el proceso judicial, que culminó el pasado septiembre con el aval del Tribunal Supremo. Este jueves, fue también quien prohibió a Francis Franco, nieto del dictador, entrar con una bandera de España con el escudo franquista en la Basílica en la que iban exhumar a su abuelo.

Durante meses, Bolaños calculó al milímetro el operativo para sacar a Franco del Valle de los Caídos. Un momento histórico convertido en un acto de campaña al servicio de Pedro Sánchez.

Con Iván Redondo, director del Gabinete de Presidencia, y Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación, integra el ‘núcleo duro’ del socialista.

Nacido en Madrid, en 1975, pese a su juventud ha seguido una impecable trayectoria. Licenciado en Derecho, ha ejercido como jefe de  la División de Asesoría Jurídica Laboral y Documentación Jurídica del Banco de España.

Además de la Cruz de la Orden de San Raimundo, recibió también el Premio Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y con el Premio de la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid. Es además secretario y patrono de la Fundación Pablo Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias