Crisis del coronavirus

Felipe González compara el Gobierno de Sánchez con «el camarote de los hermanos Marx»

Felipe González, ex presidente del Gobierno y antiguo dirigente del PSOE, ha afirmado que «sufre» con la tensión que se ha producido en varias ocasiones en el Gobierno de Pedro Sánchez de coalición con Podemos y lo ha comparado con el «camarote de los hermanos Marx».

Así se ha expresado el ex jefe del Ejecutivo este jueves durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum vía telemática. También ha mostrado su preocupación porque, a su juicio, se ha legislado durante la pandemia del coronavirus «abundantemente por decreto ley» y ha exigido una «una sucesión de pactos» respetando «el marco constitucional». «Ni recentralizar, ni centrifugar el poder», ha asegurado.

González ha dado una «llamada de atención» también a los gobiernos autonómicos. «No vale porque no es una buena regla de convivencia que aprovechando la situación de pandemia se hagan decretos leyes o proyectos leyes especiales alterando la normatividad ordinaria en este período de excepcionalidad», ha afirmado.

Descarta una escisión del PSOE

Por otro lado, el histórico dirigente del PSOE ha animado a los socialistas críticos con la dirección de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y líder del PSOE, a que se expresen en público. «Tienen la obligación y el derecho de decirlo», ha asegurado. El ex presidente socialista del Ejecutivo también ha desaconsejado la creación de una escisión del actual PSOE. «Yo nunca propondría una ruptura; demasiadas rupturas estamos viviendo en la realidad política española», ha señalado.

El antiguo dirigente del PSOE ha recordado que él estuvo 23 años al frente de la formación, después de que le eligieran por exclusión en un Congreso todavía en el exilio y, por tanto, ha remarcado, «nunca propondría que hubiera una ruptura».

En este sentido, Felipe González ha puesto de relieve su escasa relación con Pedro Sánchez después de que se frustraran «dos o tres citas» que estaban programadas a lo largo de los últimos meses «por diversas circunstancias». «Yo siempre estaré disponible para él», ha enfatizado Feliope González al tiempo que ha asegurado que no insistirá en reunirse con él porque no quiere ser «impertinente».

De cara a hacer frente a las consecuencias económicas y sociales del coronavirus, ha pedido un futuro con una «sucesión de pactos de Estado». Pero en estos acuerdos ha excluido a los partidos separatistas como ERC y a los «herederos de CiU», en alusión a JxCAT, porque «no les interesa la reconstrucción económica y social de España».

En este sentido, Felipe González ha dicho que no cree que se pueda pedir a quien cree en la independencia de una parte del territorio que se comprometa con un proyecto de recuperación de España.

El ex líder del PSOE ha destacado la «voluntad» de llegar a acuerdos porque «hace falta unidad» y ha enfatizado que nadie debe renunciar a sus principios pero sí «que con sus principios» piensen en el interés general de la ciudadanía.

En esos pactos, González ha instado a que se incluyen también a los dirigentes autonómicos y locales, así como a los agentes económicos y sociales. Ha argumentado que se debería seguir una «metodología de pactos» porque la «incertidumbre nos seguirá acompañando».

Rechaza una reforma constitucional

Felipe González también se ha pronunciado sobre una hipotética reforma de la Constitución. El histórico dirigente socialista la rechaza puesto que «no hay mimbres para hacer ese cesto».

«Necesitamos acuerdos para respetar el marco constitucional» ha señalado el expresidente que ha puesto en valor la «cogobernanza». «Me niego a aceptar que descentralizar suponga centrifugar el poder y crear reinos de taifas en nuestro país porque eso no es gobernar», ha asegurado.

El ex presidente del Gobierno ha remarcado la necesidad de llegar a acuerdos para «diluir» la crispación. González considero que «en los extremos del arco» habrá formaciones que estén en contra de estos acuerdos porque «no creen que hay un antes y un después en la irrupción de la pandemia». «Si no son son capaces de comprender, pueden cometer errores muy grandes», ha añadido.

Felipe González ha aconsejado prestar atención a las previsiones expuestas por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, quien, en una comparecencia en el Congreso en mayo pronosticó que el PIB español caerá entre el 9,5 % y el 12,4 % este año, con una recuperación en 2021 insuficiente.

Hernández de Cos advirtió también de que la recuperación «no estará exenta de dificultades, sin que se puedan descartar escenarios más desfavorables que los considerados actualmente».

Lo último en España

Últimas noticias