Crisis del coronavirus

Eurodiputados del PSOE pidieron a Bruselas test y mascarillas 45 días antes del infectódromo del 8-M

"No se podía prever", es el argumento que ha esgrimido siempre el Gobierno socialcomunista

Sánchez autoriza a Canarias los PCR en origen que le niega a Madrid para los viajeros de Barajas

eurodiputados PSOE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una intervención en el Parlamento europeo. (Foto: EP)
  • S. Sanz y P. Barro

«No se podía prever». Éste es el argumento que ha esgrimido siempre el Gobierno del PSOE y de Podemos que preside Pedro Sánchez al ser preguntado por qué no decretó antes del 14 de marzo el estado de alarma frente al coronavirus y por qué permitió la celebración de las marchas multitudinarias del 8-M, que convirtieron sobre todo a Madrid en un infectódromo. Sin embargo, ahora ha trascendido a través del europarlamentario de Ciudadanos José Ramón Bauzá, que eurodiputados del PSOE, del mismo partido que el jefe del Ejecutivo, reclamaron desde el 23 de enero a la UE toda una serie medidas de prevención, entre ellas preparar la dispensa de test y mascarillas. Esto es, 45 días antes de la bomba vírica que supuso el 8-M y que disparó los contagios a 21.531, en un aumento del 2.064%, según los propios datos de Sanidad.

La delegación del PSOE formuló una pregunta escrita en este sentido a la Comisión Europea. El 23 de enero, una semana antes de que la OMS decretase la ESPII (la alerta internacional que puso a todos los países del mundo en situación de alarma), los socialistas César Luena, Javier López, Nicolás González Casares y Cristina Maestre registraron esta iniciativa en la que pedían información sobre la «preparación de la UE frente al brote de nuevo coronavirus chino».

El Ejecutivo socialcomunista ha defendido desde un primer momento que su reacción frente al coronavirus se ajustó a la información que tenía en cada momento del estado de la epidemia. Que fue adaptando su respuesta a los datos que recibía de organismos internacionales y a la valoración de riesgo que aportaba la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, a mediados de enero ya había eurodiputados del PSOE que mostraban a la UE su preocupación por la llegada del ‘virus de Wuhan’ a España.

coronavirus
Ficha de presentación de la pregunta de eurodiputados del PSOE sobre el coronavirus.

«Necesario estar preparados» 

«La confirmación de la transmisión entre humanos del nuevo coronavirus chino, el fallecimiento de 17 personas a causa del mismo, los centenares de infectados, la aparición de los primeros casos fuera de las fronteras chinas, el aumento previsto del flujo de turistas al país durante las próximas semanas por las festividades del año nuevo chino y la total probabilidad de que la Organización Mundial de la Salud declare la emergencia sanitaria pública de preocupación internacional hacen necesario que las autoridades sanitarias europeas estén preparadas para hacer frente al coronavirus en caso de que este llegue a Europa», advertían los socialistas españoles en Bruselas.

«¿Qué medidas se están tomando en la Unión para hacer frente a una más que probable introducción del virus en la UE y la amenaza de pandemia?», preguntaban. Hacían incluso mención expresa al necesario acopio de mascarillas, medidas de control aeroportuario, medidas excepcionales en aeropuertos con conexión directa a China y a la provincia afectada -Hubei-, tecnologías de detección, pruebas de diagnóstico, protocolos clínicos, preparación de sitios clínicos y laboratorios de diagnóstico.

Es decir, los eurodiputados del PSOE preguntaron 45 días antes del 8-M y casi dos meses antes de la llegada del estado de alarma a España por prácticamente todos los aspectos deficitarios de la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez que se detectarían después durante la fase de explosión de la pandemia. La falta de material médico, el colapso de laboratorios para procesar pruebas PCR, la recomendación de no llevar mascarillas -ahora obligatorias- porque no había forma de abastecer al mercado, la improvisación en los protocolos clínicos o las escasas pruebas de control en aeropuertos durante la fase inicial de contagios.

Ya preguntaban por la vacuna

Es más, estos eurodiputados socialistas ya iban a mediados de enero mucho más allá de la pandemia que se cernía sobre Europa en esos momentos. Preguntaban, incluso, por la búsqueda de una vacuna «inexistente hasta ahora» para combatir el virus. «¿Se han previsto ya fondos para el desarrollo de una vacuna?», planteaban

De igual modo, también aludieron a la posibilidad de que el virus ya hubiese saltado la frontera china y se encontrase circulando por algún país de la Unión Europea. «¿Existen sospechas de algún infectado en la Unión?», pidieron saber a la Comisión.

coronavirus
Pregunta del PSOE a la UE sobre medidas anticovid el pasado 23 de enero.

Pese a estos hechos evidentes, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, defendió el 7 de abril en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa que «una de las características de esta pandemia es que se ha presentado de manera improvisada en el conjunto de Europa y la forma de transmisibilidad de los contagios». Así justificó que el Ejecutivo no hubiera hecho acopio de material sanitario o prohibido la celebración de actos multitudinarios, como el 8-M.

«Se tomaron decisiones con la información que tenemos en cada momento. Cualquier cuestión previa al estado de alarma son ejercicios teóricos que no se corresponden con la realidad. Somos tendentes a hacer las preguntas de ayer con las respuestas de hoy», sentenció.

Lo último en España

Últimas noticias