El escolta Mosso de Puigdemont desafía a sus mandos y vuelve a Bélgica pese a estar expedientado

Mossos
Carles Puigdemont en Bruselas, con el mosso que le protege como escolta.

Con una investigación del área de Asuntos Internos de los Mossos de Esquadra en marcha, que inculpa directamente al agente 2684 por extralimitarse de sus funciones, este policía –el mismo que el día 29 de octubre ayudó al ex presidente cesado de la Generalitat Carles Puigdemont a huir del país- ha vuelto en las últimas horas a Bélgica para apoyar la escapada de Puigdemont y prestarle sus servicios de escolta mientras se encuentra en ese país.

Después que se diera a conocer su identidad y como fraguó todo el plan de huida de Puigdemont, pidiendo apoyo e incluso un coche prestado a unos compañeros que no sabían la finalidad de tal petición, Asuntos Internos abrieron una investigación en la cual citó al agente 2684 para qué explicará los motivos que le habían llevado a ayudar a Puigdemont a huir de España, sin comunicarlo a sus superiores. Fue Ferran López, al frente de los Mossos desde el cese de Josep Lluís Trapero, quien pidió se abriera esa investigación.

Tras pasar unos días en España, según ha podido saber OKDIARIO, el agente 2684 volvió a Bélgica durante la tarde del pasado jueves en un vuelo procedente del aeropuerto de Barcelona – El Prat, con el fin de continuar prestando sus servicios de forma voluntaria a Puigdemont, ya que para ello había pedido a sus compañeros que pidieran para él, días de asuntos propios. Aquella misma tarde ya se le pudo volver a ver al lado del expresidente y otros miembros de su equipo –también escoltas belgas- durante la presencia de Puigdemont en un acto donde recibió una bandera catalana con más de 150 años de historia.

De momento, la investigación de Asuntos Internos de los Mossos continua abierta y le podría comportar la expulsión del cuerpo durante seis años.

Últimas noticias