Investidura Pedro Sánchez

ERC se cuestiona apoyar la investidura al sugerir Sánchez a Podemos un nuevo 155

A los independentistas no les ha gustado la advertencia lanzada esta mañana por el presidente en funciones a Pablo Iglesias sobre la posibilidad de tener que apoyar un 155 si entra en el Gobierno.

Iglesias y Sánchez tampoco avanzan por teléfono: les separan los sillones en el Consejo de Ministros

La advertencia de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias, esta mañana en TVE, acerca de la posibilidad de tener que apoyar un 155 en Cataluña en caso de entrar a formar parte del Consejo de Ministros, ha encendido todas las alarmas en el cuartel general de ERC, que prácticamente tenían decidida su abstención a la investidura de Sánchez. Estas declaraciones por eso, "lo pueden cambiar todo", apuntaba esta tarde un dirigente republicano a OKDIARIO.

Los socialistas no quieren a los de Iglesias en el Gobierno por temor a su reacción cuando el conflicto con el independentismo catalán se vuelva a agitar, bien por la sentencia del Tribunal Supremo en otoño, bien por las elecciones que la Generalitat celebrará más pronto que tarde. Podemos fue contrario a la aplicación del 155 y defiende un referéndum pactado.

En ERC quieren garantías de que el próximo Gobierno no va a interferir en el autogobierno de Cataluña, antes de facilitar o no la investidura del candidato socialista. Con una tensión insostenible en el seno del Govern, que obligará al president Quim Torra a convocar elecciones antes de finalizar el año, los de Junqueras consideran que no se la pueden jugar facilitando la investidura de Sánchez para que luego tome la misma decisión que en su día adoptó Rajoy. El coste a pagar en las urnas en Cataluña "podría ser demasiado elevado", sostiene esta misma fuente.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, estaba hoy por los pasillos del Congreso de los Diputados, aunque no hay actividad parlamentaria. Pese a ello, según ha podido saber OKDIARIO, no ha mantenido contacto alguno con dirigentes del PSOE con los que los independentistas continuan hablando para fijar definitivamente su postura en la votación, que se producirá la tercera semana de julio en la Cámara baja.

De la posición de ERC depende también el sentido del voto de EH Bildu que, aunque el PSOE lo ha dejado de lado en las conversaciones, mantiene una alianza estratégica con los republicanos catalanes. Sus cuatro diputados junto a los independentistas de ERC y JxCAT pueden torcer la elección del secretario general socialista.

Lo último en España