Crisis del coronavirus

El Ejército se pertrecha para un gran rebrote: 5 millones de mascarillas y almacén estratégico en Madrid

Ejército
Farmacéuticos militares trabajando durante la crisis del Covid (Foto: Ministerio de Defensa).
Pelayo Barro

Las Fuerzas Armadas ya se preparan para actuar ante un posible rebrote importante del coronavirus en España. El Ejército se ha pertrechado con material y maquinaria suficiente como para fabricar cinco millones de mascarillas con las que satisfacer las necesidades de la población y del sistema sanitario. Además se está diseñando un almacén estratégico en Madrid para coordinar las labores logísticas.

El Ejército quiere estar listo para reactivarse en el caso de que la pandemia vuelva a arreciar en una segunda oleada. Un caso hipotético que ya figura en los planes de contingencia del Ministerio de Defensa. Y uno de los esfuerzos que está llevando a cabo las Fuerzas Armadas está estrechamente vinculado al suministro de material, con el objetivo de que no se vuelvan a producir escenas de desabastecimiento y colapso logístico como las que se vivieron durante la crisis sanitaria.

El Centro Militar de Farmacia de la Defensa (Cemilfardef), el organismo militar encargado de fabricar material y medicamentos para paliar el desabastecimiento, ha hecho acopio en las últimas semanas de provisiones y materias primas suficientes como para fabricar una cantidad aproximada de 5 millones de mascarillas IRR de tipo quirúrgico en los próximos meses.

Para ello, cuentan con unas instalaciones de la Unidad de Farmacia del Ejército en Burgos, donde ha sido instalada una de las máquinas adquiridas a China para fabricar este tipo de protecciones. Otras tres máquinas, compradas y transportadas desde Asia por la cadena logística militar, fueron destinadas a instalaciones de la cooperativa vasca Mondragon Corporación Corporativa (MCC).

La maquinaria ya está ensamblada y funcionando en las instalaciones militares de Burgos, donde la última semana se ha puesto a punto tras un periodo de prueba. Los controles de calidad han determinado que las mascarillas funcionan correctamente y el personal destinado a su fabricación ha finalizado su periodo de formación. Desde esta semana, la producción de mascarillas se ha puesto a pleno funcionamiento.

También será clave en esta respuesta del Ejército ante una hipotética segunda ola el almacén estratégico de material que proyecta Defensa y que estará situado en unas instalaciones cerca del Centro Militar de Farmacia de la Defensa en Colmenar Viejo (Madrid). Allí se almacenará buena parte de la ‘reserva de guerra’ de material y medicamentos de los que está haciendo acopio el Ejército. Tendrá una capacidad de 50.000 palés.

Geles e hidrocloroquina

Además, Defensa ha dado cuenta ante el Congreso de los Diputados de toda la actividad productiva que ha desarrollado el Ejército durante la pandemia. Se han elaborado alrededor de 1.500 litros diarios de soluciones hidroalcohólicas, de los que han sido almacenados unos 24.000 litros.

También se han producido grandes cantidades de medicamentos para evitar el desabastecimiento sanitario en plena pandemia, como paracetamol y azitromicina, analgésicos y antipiréticos para el tratamiento del coronavirus.

El Ejército también ha producido y hecho acopio durante estos meses de grandes cantidades de hidrocloroquina, una de las sustancias que según varios estudios de referencia mundial es clave para atajar las infecciones por SARS-CoV-2. Desde la última quincena de abril, fecha en la que se inició la producción masiva de este compuesto, se han liberado alrededor de medio millón de dosis de hidrocloroquina, unos 24.000 envases de 20 comprimidos de 200 mg cada uno.

Operación Balmis
La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante el acto oficial de reconocimiento a los militares por su labor durante la crisis del coronavirus.

Farmacéuticos militares han colaborado, además, en un estudio de gran relevancia médica del Hospital Clínico San Carlos para determinar formas de administración oral de melatonina en altas dosis.

La melatonina es una hormona natural producida por la glándula pineal que ha sido señalada como útil en la prevención de la infección por coronavirus. Diversos hospitales españoles recurrieron a esta sustancia como método profiláctico contra el contagio del personal sanitario de riesgo que atendía a los miles de pacientes ingresados por coronavirus. El Ejército ha iniciado la producción de cápsulas de melatonina, que continúa activa en este momento.

Condecoraciones militares

El Ministerio de Defensa, por otra parte, ha concedido 150 cruces al mérito militar a efectivos que han destacado en el desarrollo de la Operación Balmis, que durante los últimos tres meses ha sacado a los militares a la calle para luchar contra el coronavirus.

El Boletín Oficial de Defensa (BOD) publicaba el pasado viernes la resolución por la que el Ministerio premia a 148 militares y dos civiles con la Cruz al Mérito Militar, Naval y Aeronáutico con Distintivo Blanco. Entre los condecorados se encuentran oficiales, suboficiales, personal de tropa y marinería y civiles.

La resolución explica que este reconocimiento se concede «por haber destacado especialmente en el cumplimiento de los cometidos de la Operación Balmis».

Defensa prevé además premiar a todos los militares que han formado parte de esta misión, y que reúnan las condiciones requeridas, con una medalla específica, según anunciaron fuentes del Departamento dirigido por Margarita Robles.

Lo último en España

Últimas noticias