Los críticos de Podemos se manifestarán contra Iglesias por el "uso sectario" de sus órganos internos

Podemos
Ramón Espinar, Pablo Iglesias e Irene Montero en el centro de la imagen junto a compañeros de Podemos. (Foto: Flickr)

Podemos se enfrenta a una nueva guerra interna. Miembros del propio partido y personas que en su día lo fueron pero han sido expulsadas han convocado una manifestación el próximo día 24 de mayo para protestar por la manera en la que se están llevando a cabo los procesos internos y la falta de transparencia de las estructuras del partido morado.

OKDIARIO ha tenido acceso a la petición impulsada Víctor Casado Soto en la que se convoca la concentración que tendrá lugar ese día a las 11.00 de la mañana en la puerta del juzgado nº11 de Madrid. El comunicado dirigido a la delegación de gobierno tiene como objetivo la obtención del permiso para manifestarse "en contra del partido político Podemos".

Casado Soto es uno de los expulsados en Extremadura por la dirección de Pablo Iglesias después de haber presentado un documento en el que se pedía mayor transparencia por parte de la cúpula podemita. Es precisamente este motivo el que lleva a la agrupación morada a los tribunales ese día y a esa hora, en una vista preliminar anticipada en la que deberán hacer entrega del expediente de expulsión de los afectados de Extremadura.

Los críticos de Podemos se manifestarán contra Iglesias por el

La queja reside ahora en el funcionamiento no imparcial de su llamada Comisión de Garantías encargada, según su propio documento organizativo, de "velar, en última instancia, por el respeto a los derechos de las personas inscritas en Podemos y por el cumplimiento de los principios fundamentales y las normas de funcionamiento de la organización, de acuerdo con lo establecido en la normativa del propio partido".

A pesar de la finalidad de esta comisión interna, los convocantes se quejan de que el trato es siempre favorable a la dirección el partido y nunca al revés, por lo que se sienten desprotegidos de cara a posibles enfrentamientos con los dirigentes de Podemos.

Los asistentes, entre los que se encuentran confirmados, entre otros, Montserrat Seijas —expulsada de Podemos en Baleares—, preparan una pancarta en la que reclamarán que "prediquen con el ejemplo" y que reorganicen una Comisión de Garantías capaz de cumplir con su cometido y que sea representativa de los militantes y miembros de partido, sin obedecer de manera directa a la cúpula del mismo.

La crisis interna de Podemos ha llevado a militantes del propio partido a mostrar su disconformidad con la poca transparencia que practican y de la que sí presumen los de Pablo Iglesias. OKDIARIO publicó el pasado martes que un círculo de Podemos Castilla-La Mancha denunciaba que su secretario regional no ha publicado la cuenta de resultados del partido y que la cúpula de Podemos no estaba haciendo nada al respecto.

La transparencia de Podemos no convence ni a sus militantes ni a los miembros más críticos con el partido que consideran que "no se están llevando a cabo las cosas prometidas y establecidas" tras la asamblea ciudadana de Vistalegre II en la que salió victoriosa la lista del secretario general, Pablo Iglesias.

Podemos tendrá que enfrentar esta vez una concentración en contra del propio partido organizada y protagonizada por sus propios miembros críticos y aquéllos que un día estuvieron entre sus filas. Lo que se desconoce, por ahora, es si el partido presentará el documento completo en el juzgado —motivo por el cual han sido citados— y si habrá algún tipo de acción por parte de los dirigentes para atender la denuncia del "uso sectario" de la Comisión de Garantías.

Lo último en España