Los críticos podemitas se quejan del distanciamiento de Carmena: "Ahora Madrid ya no existe"

Carmena
La alcaldesa rodeada de su núcleo duro, Luis Cueto y Puri Causapié. (Foto: Madrid)

La brecha entre la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y los colectivos ‘municipalistas’ que la impulsaron al Palacio de Cibeles está aumentando por semanas.

Ya no sorprende a nadie que Carmena tenga completamente abandonado el "partido instrumental". Ahora Madrid se reduce a una Mesa de Coordinación en la que están representadas las diferentes corrientes. Recientemente, viendo la desconexión partido-gobierno, se han unido los ‘número dos’ de la alcaldesa y de su teniente alcalde, Marta Higueras.

En todo caso, a nadie en el Consistorio se le escapa que esa Mesa no tiene ningún peso. Se limita a influir cuando aparece algún escándalo que les toca la fibra sensible y a las ‘daciones de cuentas’ que ofrecen algunos concejales como el polémico Guillermo Zapata, uno de los pocos que sienten obligación moral de explicar sus decisiones a las bases.

Ahora Madrid se mimetiza con el Gobierno local y por no tener no tienen ni portavoz ni ofrecen comparecencias para prensa en la reforzar sus posiciones políticas al margen de la alcaldesa "presidencialista". El foro online de Ahora Madrid lleva cerca de un año sin actividad.

Todo se decide en la planta noble del Ayuntamiento, en la Junta de Gobierno de cada jueves. Desde hace escasos meses se ha impulsado un nuevo espacio de discusión, reuniones del grupo municipal de Ahora Madrid, a las que inicialmente la alcaldesa tampoco asistía. Estas reuniones, como las de la Mesa de Coordinación, se mantienen en el total

"Por encima de todos y de todo"

Tal es la desconexión entre la exjueza y las bases que algunas voces de las organizaciones municipalistas señalan ya tajantes que "Ahora Madrid ya no existe". Los miembros del partido que no llegaron a ‘pillar’ cargo se pelean por simplemente influir algo en las decisiones unilaterales de la regidora que, dicen, "recordando su pasado como magistrada cree que está por encima de todos y de todo".

Las bases de Ahora Madrid consideran que Carmena está más cercana a los postulados del PSOE de Puri Causapié, con la que se reúne cada lunes a primerísima hora, que con las corrientes más críticas de la coalición de unidad popular (el Partido Comunista, integrado en Izquierda Unida, o Ganemos Madrid, amalgama de formaciones). Carmena ya ha dicho públicamente que le gustaría integrar a socialistas en la candidatura que ella apoye en los comicios en 2019.

La alcaldesa se ha encerrado en su camarilla y sus bases la señalan como el nuevo PSOE, "la alcaldesa progre" que sigue con las dinámicas del PP asegurando que quiere cambiar las cosas pero sin optar por soluciones radicales.

"Pablo Iglesias no es mi amigo, ni si quiera mi socio", exclamó Carmena preguntada por OKDIARIO en un reciente desayuno informativo. Ella insiste en que son un conjunto de personas sin dependencia a los partidos.

En Podemos Comunidad de Madrid tampoco están por la labor de que Ahora Madrid siga adelante. Fuentes próximas a Ramón Espinar indican que fue una experiencia que puede repetirse o no. Por ahora, no cierran la puerta a romper con Ganemos –dicen que han cambiado de partido a formación de debate de ideas– y que desaparezca Ahora Madrid. De esa forma se  presentarían como simplemente Podemos o Unidos Podemos.

Las siguientes primarias en el seno morado despejarán muchas claves. El secretario municipal, Jesús Montero, del partido acaba su mandato a finales de año. Por el momento, según han afirmado varios medios, ha creado algo insólito, un gobierno en la sombra, como el de Iglesias, pero para el mismo Gobierno local en el que ya están presentes.

Los sectores más duros Ahora Madrid zanjan: "La ilusión se ha esfumado". Cargan contra alguna concejalía que ha caído, aseguran, en el error de convertir el Ayuntamiento en una máquina de facilitar a las empresas que hagan negocio en lo inmobiliario o en lo cultural o turístico.

Últimas noticias