Elecciones 2019

El PSOE fija Valencia como la principal plaza a conservar en mayo tras la hecatombe andaluza

Ximo Puig
Pedro Sánchez, líder del PSOE, y el secretarip del PSPV, Ximo Puig.

Tras perder Andalucía, Ferraz considera indispensable mantener o mejorar los resultados en la comunidad valenciana

Tras la debacle en Andalucía que desplazará al PSOE por primera vez del gobierno regional, la comisión ejecutiva federal del PSOE ha fijado la Comunidad Valenciana como la principal plaza a conservar -en lo que refiere a la comunidad autónoma- y asaltar -el ayuntamiento- de cara a las próximas elecciones que se celebrarán el 26 de mayo.

Ximo Puig, que en las primarias a la secretaría general del partido apoyó a Susana Díaz y en algunas ocasiones ha discrepado públicamente del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha convertido hoy por hoy en el primer varón autonómico a quién Sánchez llama para explicarle sus planes.

Releva de esta forma a Díaz y, junto al extremeño Guillermo Fernández Vara, se erigen como nuevos líderes territoriales de los socialistas. Hace unos diez días, ambos fueron los primeros varones del PSOE en ser recibidos en La Moncloa para escuchar los planes de Sánchez.

Los socialistas gobiernan la Comunidad Valenciana junto a Compromís -al alza en las encuestas- gracias al denominado pacto del Botánico, tras quedar en 2015 ocho escaños por detrás del PP. Perderla cuatro años después supondría una hecatombe para los socialistas, pues dejarían de gestionar poder en las comunidades de España con más riqueza.

Después de Valencia los socialistas centrarán sus esfuerzos en retener Extremadura e intentar entrar en el gobierno regional de Madrid, donde aún sin confirmar el candidato -lo más probable es que repita Ángel Gabilondo– el PSOE puede llegar a conseguir el control de la autonomía de la mano de la candidatura de Podemos, que encabeza Iñigo Errejón y que, según las encuestas, pasaría por delante de la de Gabilondo, por lo que el PSOE no obtendría la presidencia.

Sobre la estrategia valenciana está el secretario de organización, José Luis Ábalos, que desde su toma de posesión como ministro de Fomento ha enfriado su relación con Pedro Sánchez. La sinceridad de Ábalos al expresar sus opiniones han chocado con el secretismo del Presidente del Gobierno, que le ha pedido explicaciones en más de una ocasión. Mantener o incluso mejorar los resultados en Valencia, es clave también para saber qué futuro jugará Ábalos en el partido y el Gobierno.

Temas

Últimas noticias